Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUAN CARLOS IZAGIRRE | ALCALDE DE SAN SEBASTIÁN

“Veo mucha cosa insana en la política y en este Ayuntamiento”

El alcalde de San Sebastián alardea de que Bildu ha demostrado en cuatro años de mandato "disposición y capacidad de pactar con todos" los partidos políticos

Juan Karlos Izagirre, alcalde de San Sebastián, posa en el Ayuntamiento donostiarra.
Juan Karlos Izagirre, alcalde de San Sebastián, posa en el Ayuntamiento donostiarra.

Juan Karlos Izagirre (San Sebastián, 1963) irrumpió en la política profesional en 2011 como la cabeza de lista de Bildu al Ayuntamiento donostiarra, cuyo sillón de mando arrebató al socialista Odón Elorza. Acostumbrado a lidiar con una oposición, que suma 18 de los 27 concejales y en muchas ocasiones ha sido implacable, Izagirre parece haber dado con la fórmula para sentirse cómodo como alcalde.

Pregunta. ¿Qué balance hace?

Respuesta. Hemos gestionado un periodo duro respondiendo a las promesas que se hicieron. Defender en una época de paro la actividad económica y las políticas sociales, priorizar las inversiones y cambiar la forma de hacer política, con mayor participación y cercanía con la ciudadanía.

P. ¿Quién le propuso presentarse hace cuatro años?

R. ¿Quién? Hay cosas que no se pueden decir. Hace cuatro años la izquierda abertzale estaba ilegalizada.

P. ¿Fue un milagro que Bildu fuera la fuerza más votada en San Sebastián?

R. No creo en los milagros. Bildu recogió y volverá a recoger lo que muchos donostiarras querían: cambiar un sistema caduco en el que las decisiones se toman sin consultar con la ciudadanía.

Con las víctimas, hay mucho afán de patrimonializar cualquier paso

P. Las encuestas dan como fuerza más votada al PNV.

R. Me entra la risa. Preocupación por el resultado de las encuestas, cero patatero.

P. Hemos visto cómo se ha desarrollado la legislatura...

R. Bien, ¿A qué sí?

P. El camino emprendido por Bildu tiene cierta inestabilidad...

R. ¡Qué va! Más camino estable que este no ha habido jamás de los jamases. Vamos hacia allí [señala una esquina de la sala donde se realiza la entrevista] y no nos movemos un poquito.

P. ¿Estaría Bildu dispuesta a pactar con algún partido para conseguir mayor estabilidad?

R. En cuatro años hemos demostrado disposición y capacidad de pactar con todos, PP, PSE y PNV. Otra cosa es que a veces la actitud de la oposición ha sido la del bloque del no, que solo tenía un objetivo: dar una imagen de que esta ciudad está parada.

P. ¿Qué pasará con Juan Karlos Izagirre si no es alcalde?

R. Ahora peleo para seguir siendo alcalde. Otra cosa es a nivel personal qué posibilidades tengo para estar donde tenga que estar si no es como alcalde.

P. ¿Cuánto gana?

Propuse rebajar mi sueldo un 25%, pero la oposición votó en contra

R. Unos 81.000 euros brutos.

P. ¿Ha rebajado su sueldo?

R. Propuse bajar un 25% y la oposición votó en contra.

P. ¿Cuántos asesores tiene?

R. Los que permite el reglamento, que rondarán… Ahí me has pillado. [Habla por teléfono con uno de sus asesores]. Son cinco. Si te dicen que somos veintitantos no es cierto.

P. ¿Le ha decepcionado la política?

R. Desde dentro, estoy más convencido que nunca de que hay que cambiar la manera de hacer política. Hay mucha cosa insana aquí.

Hay quien no ha terminado de asumir que Bildu gobierna

P. ¿Por ejemplo?

R. Insano es la falta de honestidad y se ve en este Ayuntamiento. No hablo de llevarse dinero, que no creo que sea el caso, sino de ser honesto al decir lo que piensas; no mentir, manipular...

P. La oposición diría que usted no fue honesto con Igeldo.

R. ¿En qué no he sido honesto? Ser honesto es decir que si un pueblo tiene derecho a decidir su futuro, no soy nadie para decir que no puede hacerlo.

P. Igeldo para usted es un asunto personal.

R. En mi lista de preocupaciones la tengo muy abajo.

P. Le pregunto a Juan Karlos Izagirre, vecino de Igeldo.

R. Me estás entrevistando como alcalde de San Sebastián.

P. ¿Es la gestión municipal un baño de realidad para Bildu, con muchos retos alejados del discurso soberanista?

Preocupación por el resultado de las encuestas, cero patatero

R. Baños de realidad se dan todos los días pero hemos tenido claro que si obteníamos alcaldías nuestro quehacer lo iba a decidir el pueblo. Gobernar puede gobernar cualquiera, solo tiene que hacerlo con el pueblo.

P. ¿Todo vale contra Bildu?

R. Casi todo. Hay quien no ha terminado de asumir que Bildu gobierna y ha trasladado ese enojo contra este gobierno e indirectamente contra la ciudad.

P. ¿Ha hecho Bildu lo suficiente para reconocer a las víctimas?

R. Seguro que no. Todos tenemos que reflexionar sobre qué más podemos hacer. Es difícil cuando las heridas aún están abiertas. Igual en estos cuatro años no hemos avanzado lo suficiente en la normalidad.

P. Se refiere a...

R. Todavía cuesta que algunas iniciativas salgan adelante porque hay mucho recelo. Hay mucho afán de patrimonializar cualquier paso. Con el tiempo, los pasos que se den tienen que ser inclusivos. La violencia política ha tenido muchos colores y eso es innegable. El primer ejercicio es aceptar que la violencia genera mucho dolor. La viuda de un guardia civil ha tenido que sufrir muchísimo, como la de un asesinado por el GAL o un fallecido en la cárcel. Hay que tener capacidad para compartir el sufrimiento de todos. No vale, yo sí he sufrido y los otros no.

P. Hay quien puede considerar ese discurso una forma de pervertir lo que ha pasado aquí.

R. Respeto totalmente quien piense así, pero no hay que construir un solo relato. En San Sebastián podemos tener 186.000 relatos y todos son respetables.

P. Está preparando su propio mapa de la memoria, ¿lo presentará antes de las elecciones?

R. Está avanzado, pero quedan dos meses. Ya veremos. Parece que las elecciones lo condicionan todo pero el trabajo de reconocimiento de las víctimas y de hacer justicia con ellas debe quedar al margen.