Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGREGACIONES TERRITORIALES

Bizkaia abre ahora la puerta a la desanexión de Usansolo

La Diputación modifica la norma sobre demarcaciones territoriales

La Diputación de Bizkaia ha abierto hoy la puerta a la desanexión de Usansolo, barrio de Galdakao, al cambiar la norma sobre demarcaciones territoriales que permitirá la constitución de nuevos municipios independientes de al menos 2.500 habitantes. Unsansolo (3.700 vecinos) se posicionó en favor de la desanexión en una consulta celebrada el pasado mes de noviembre.

El acuerdo ha sido “aplaudido y respaldado” por el alcalde de Galdakao, Ibon Uribe, del PNV, al entender que es “consecuente” con el “proceso legal y transparente” anunciado por su partido. A su vez, representantes de la plataforma Usansolo Herria, en favor de la desanexión, han declarado que no están sorprendidos, pero sí “muy satisfechos y esperanzados” por la aprobación de la norma foral.

La modificación de esta normativa incluirá la posibilidad de que los ayuntamientos convoquen consultas ciudadanas para que los vecinos se pronuncien sobre la alteración de los límites territoriales de su municipio. La norma vigente que ahora se va a modificar, que fue aprobada en diciembre de 2012, impide sumar nuevos municipios a los 112 existentes en Bizkaia.

El Gobierno foral ha adelantado que en breve remitirá la modificación de la norma a las Juntas Generales de Bizkaia para que los grupos políticos hagan sus aportaciones y aprueben o rechacen los cambios propuestos.

Al explicar este cambio de postura, el ejecutivo vizcaíno ha argumentado que la “experiencia” de los últimos años y la “fuerte demanda social” son las razones que aconsejan este cambio. “Ponemos en manos de las Juntas Generales un proyecto que sirve a todo el territorio, no solo a Usansolo", ha dicho el diputado foral de Presidencia, Unai Rementeria, en declaraciones difundidas por la Diputación.

Recursos suficientes

El proyecto del Gobierno foral determina que “tanto el nuevo municipio segregado como el original, una vez producida la segregación, deberán tener una población de derecho de, al menos, 2.500 habitantes, ambos habrán de ser financieramente sostenibles y contar con recursos suficientes”. La separación supondrá la división del territorio, “la de los bienes, derechos y acciones, deudas y cargas, así como la adecuada reasignación del personal que prestaba sus servicios en el municipio objeto de segregación”.

Más información

  • Usansolo vota si quiere dejar de ser parte de Galdakao