Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El candidato de EH Bildu apuesta por una institución más próxima

El abogado Luix Barinagarrementeria aboga para que el defensor del pueblo pueda, "en términos de respeto", dar una "bofetada" de "vez en cuando" a la administración

El abogado Luix Barinagarrementeria, candidato de EH Bildu a Ararteko.
El abogado Luix Barinagarrementeria, candidato de EH Bildu a Ararteko.

El abogado Luix Barinagarrementeria, propuesto como candidato a defensor del pueblo vasco por EH Bildu, se ha mostrado hoy partidario de un Ararteko que se sitúe más cerca de los ciudadanos y que, incluso, "en términos de respeto", tenga la capacidad de dar una "bofetada" de "vez en cuando" a la administración. Barinagarrementeria ha hecho esta reflexión en un acto social celebrado en un hotel donostiarra, en el que ha presentado su programa y modelo para la institución del Ararteko.

Durante su exposición, que ha tenido lugar casi íntegramente en euskera, el letrado donostiarra ha opinado que el defensor del pueblo vasco debería tener alguna capacidad mayor que en la actualidad, para que pueda pasar de hacer "cosquillas" a la administración a, "de vez en cuando" incluso poder propinarle, "entre comillas", una "bofetada", dada "en términos de respeto".

El aspirante ha recordado también que en la oficina del Ararteko trabajan 51 personas, entre las que figuran "muchos altos cargos y pocos medios cargos", de los que 34 son de libre designación. Además, ha desvelado que una veintena de sus trabajadores cobran un "elevado" sueldo anual, por todo lo cual se ha mostrado partidario de "meter mano" a esta estructura.

Con este fin, ha defendido la necesidad de hacer una "convocatoria pública de empleo" en esta institución para buscar "la transparencia y la estabilidad", y ha explicado que, aunque esto no es una competencia del Ararteko "sí que puede solicitarlo".

Otra de las propuestas de Barinagarrementeria para acercar este organismo a los ciudadanos, sería buscar fórmulas para lograr una "participación directa" e incluso crear una Comisión Popular para ello.

El abogado guipuzcoano ha abogado igualmente por "una interpretación lo más amplia posible y expansiva" de las competencias del Ararteko, con el fin de convertirlo en "un verdadero controlador y fiscalizador de la administración, desde el punto de vista de los ciudadanos" para "garantizar sus derechos". Ha opinado que hasta ahora en esta institución se ha hecho un "buen trabajo" en los casos de vulneración de derechos sociales, actuación que él pretende "mantener" o si es posible "multiplicar".

"No podemos admitir que los ciudadanos carezcan de comida, tejado, educación y sanidad. Puede parecer populista pero no podemos consentirlo", ha recalcado.

Ha resaltado asimismo la necesidad de prestar atención a "los puntos oscuros que hay en las administraciones de todas partes del mundo", un "punto tabú", en el que ha aludido a las cárceles, los centros de detención y el trabajo policial.

La defensa de los derechos lingüísticos ha sido otro de los puntos abordados por el candidato, que considera necesario "un régimen específico desde el Ararteko".

Barinagarrementeria también ha avanzado su voluntad de dar un papel "relevante" a la "realidad de la tortura" y las vulneraciones de derechos humanos desde esta institución y ha anunciado que, en caso de resultar elegido, solicitará una reunión con del delegado del Gobierno, Carlos Urquijo, porque, a su juicio, algunos de los recursos que ha interpuesto van contra los derechos lingüísticos de los ciudadanos de algunas localidades