Barcelona dará 100 euros mensuales a 7.500 menores vulnerables

La ayuda, acordada por CiU y PSC dentro del pacto de los presupuestos, genera roce entre ambos partidos

Niños y niñas en el comedor social del casal de la fundación Pere Tarrés.
Niños y niñas en el comedor social del casal de la fundación Pere Tarrés. Albert Garcia

A partir de marzo, los 7.500 menores de 16 años de Barcelona que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica recibirán una ayuda mensual de 100 euros para dedicarla a alimentos, material escolar o ropa. La quinta teniente de alcalde Maite Fandos (CiU) ha presentado esta mañana la medida, que fue condición del PSC para apoyar las cuentas municipales de este año. Los socialistas, sin embargo, acusaron a CiU de repartir cheques y criticaron que solo se plantee para un año.

El Ayuntamiento destinará un total de 9,2 millones de euros para poner en marcha el plan. La condición para poder acceder a la ayuda es que los ingresos de la unidad familiar sean menores a 5.975 euros al año, el Indicador de Renta de Suficiencia de Cataluña. Fandos explicó que de entrada os 6.398 menores que ya tienen una beca comedor pueden acceder directamente a la ayuda, puesto que los Servicios Sociales ya tienen el informe que certifica su vulnerabilidad social.

Las otras 1.100 ayudas disponibles serían para menores entre los cero y los tres años, que por estar fuera del sistema educativo obligatorio no constan automáticamente en los registros oficiales. Desde el Ayuntamiento no se cierran incluso a aumentar la partida si afloran más casos de los presupuestados.

Las familias recibirán una tarjeta débito, la Tarjeta Barcelona Solidaria, y tendrán que guardar los recibos de las compras que realicen. El Consistorio enviará una carta a las familias que ya tienen beca comedor y desde el cuatro de marzo (en puertas de la campaña electoral) podrán ir a los centros de servicios sociales habilitados para recibir la tarjeta.

El líder del PSC en Barcelona, Jaume Collboni, ha criticado poco después de la presentación de Fandos la manera como el Consistorio ha puesto en marcha la medida. Ambas formaciones, asegura el Ayuntamiento, trabajaron juntos el proyecto. "No a los cheques, sí a los derechos. Se trata de reconocer el derecho a una infancia digna, no de dar ayudas extraordinarias", aseguró el candidato socialista.

Collboni ha asegurado que quiere que la ayuda sea una renta para los menores y que sea un programa que se extienda en el tiempo. Desde el Consistorio responden que una renta de este tipo solo se puede fijar por ley e influiría en los ingresos de las unidades familiares, lo que podría poner en peligro la solicitud de otras ayudas como la Renta Mínima de Inserción.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50