Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada cinco árboles analizados en Madrid se talará por ser peligroso

El Ayuntamiento lanza un plan de renovación completa del arbolado urbano

Dos árboles caídos, en la calle madrileña de Juan Esplandiú, junto a un colegio, el pasado mes de septiembre. Ampliar foto
Dos árboles caídos, en la calle madrileña de Juan Esplandiú, junto a un colegio, el pasado mes de septiembre.

La muerte de dos personas aplastadas por ramas de árboles en la capital en 2014 ha llevado al Ayuntamiento, que dirige Ana Botella (PP), a realizar una “revisión completa y exhaustiva del inventario de arbolado viario” en Madrid. Además, un comité de expertos ha analizado el caso concreto de El Retiro, donde se produjo uno de los fallecimientos. Sus conclusiones, adelantadas ayer por EL PAÍS, llevarán, entre otras medidas, a cerrar el parque en días de fuerte viento o nieve, y a prohibir eventos multitudinarios junto al arbolado. Pero el Ayuntamiento ha emprendido también una serie de “estudios específicos del arbolado” en otras zonas de la ciudad, cuyo resultado desveló ayer el concejal de Medio Ambiente, Diego Sanjuanbenito, en una comisión municipal extraordinaria: de los 7.923 ejemplares examinados en cinco áreas (entre ellas, la Castellana), 1.439 han sido condenados a la tala (casi uno de cada cinco). Otros 1.792 fueron podados (el 28% de los restantes).

El Ayuntamiento examinará este año los árboles de ocho zonas más. Y se ha comprometido a llevar a cabo un plan de renovación en toda la ciudad, que progresivamente elimine ejemplares o especies de riesgo y los sustituya por otros jóvenes y sanos.

El pasado 21 de junio murió un hombre aplastado por una rama de una falsa acacia en El Retiro. Justo un mes después, se derrumbaron un pino y un cedro en ese parque, lo que llevó al Ayuntamiento, acuciado por esos y otros incidentes similares pero sin víctimas en toda la ciudad, a reunir a un grupo de expertos para analizar el arbolado de El Retiro.

El 8 de septiembre falleció otro hombre, en este caso aplastado por la rama de un olmo cuando paseaba por la calle en Villa de Vallecas. El Ayuntamiento se comprometió a extender sus medidas a toda la ciudad, y convocó una comisión municipal extraordinaria, que se celebró ayer.

Nieve y aire helado

  •  El informe de los expertos sobre el arbolado de El Retiro recomienda cerrar total o parcialmente el parque en caso de viento o nieve.
  • La Agencia Estatal de Meteorología prevé para hoy nevadas en cotas bajas y heladas en el interior.
  • Para Madrid pronostica precipitaciones débiles generalizadas, que serán de nieve por debajo de los 400 metros, es decir, en toda la Comunidad. Las temperaturas mínimas descenderán y el viento alcanzará ráfagas de 15 a 25 kilómetros por hora.
  • La Dirección General de Protección Civil del Ministerio del Interior ha alertado de la llegada de una masa de aire muy fría del interior del continente europeo, que provocará un descenso de las temperaturas al menos hasta el domingo.

El comité de expertos examinó entre julio y noviembre los 19.034 árboles de 167 especies de El Retiro. Detectó que uno de cada 12 ejemplares es peligroso, tiene defectos graves o presenta deficiencias visibles. Precisamente la investigación se inició porque los dos árboles que se cayeron en julio no presentaban signos visibles de peligro. Por ello, además de un examen visual, los expertos realizaron análisis por tomografía y radar del tronco y raíces de ejemplares sin problemas aparentes.

Entre sus conclusiones, destaca que el 7% de los árboles del parque son viejos o decrépitos, y que 8% de ejemplares examinados estaba enfermo o moribundo.

El Retiro, pese a su relevancia simbólica, ocupa sólo 118 de las 6.500 hectáreas de zonas verdes de la capital, y alberga 19.034 de los 1,4 millones de árboles censados en espacios públicos. La mayoría de estos se encuentran en la Casa de Campo o el monte de El Pardo, donde el daño que pueden causar es limitado. Preocupan sin embargo los 293.356 árboles distribuidos por las calles y plazas de la capital. Y preocupan sobre todo por la alarma social que desencadenaron esas dos muertes en sólo tres meses, máxime cuando desde el año 2000 no se registraban víctimas por sucesos similares. El comité de expertos concluyó que el número de ramas (116) o ejemplares (29) caídos en El Retiro en 2014 fue similar al de otros años. Y el gobierno municipal asegura que los incidentes en el resto de la ciudad tampoco fueron extraordinarios.

Pero esa alarma social ha llevado a que la campaña de poda de 2014 y 2015 incluya un 43% más de ejemplares que la anterior.

Además de revisar el inventario de árboles en calles y parques, el Ayuntamiento hizo estudios específicos en cinco zonas: en los paseos del Prado y Recoletos examinó 1.499 árboles y decidió podar 159 y talar 297. En el paseo de la Castellana (entre la plaza de Colón y la calle de María de Molina) analizó 1.756, podó 143 y taló 392. En el bulevar de la calle de Juan Bravo examinó 286, podó 35 y taló 59. En la Colonia Manzanares inspeccionó 2.604, podó 523, taló 433 y plantó 710. Y en el parque de la Bombilla analizó 1.778, podó 932, taló 258 y plantó 281.

En 2015 hará estudios similares en el barrio Imperial (distrito de Arganzuela); en las calles Ortega y Gasset, Gutenberg, Granada y Alcalá (desde su inicio hasta la plaza de Las Ventas); en el paseo de la Castellana (desde la calle de María de Molina hasta las cuatro torres); y en las colonias de San Juan Bautista (Ciudad Lineal) y Conde Orgaz (Hortaleza).

En paralelo, se pondrá en marcha el plan de renovación del arbolado en toda la ciudad, que diseñará otro comité de expertos a partir de las conclusiones sobre El Retiro. Quedará ya en todo caso al albur del resultado en las elecciones municipales de mayo.

Críticas unánimes de la oposición

Los tres partidos en la oposición en el Ayuntamiento criticaron ayer la gestión del arbolado del gobierno municipal, que ostenta el PP desde hace 23 años. En la comisión extraordinaria celebrada ayer (y aplazada desde diciembre por acuerdo de los grupos), la concejal socialista Ruth Porta calificó de “fraude”, “chapuza”, “vergüenza” o “paripé” la decisión del Ayuntamiento de convocar una reunión de expertos para analizar el arbolado del parque de El Retiro. En su opinión, esa decisión fue una mera táctica “dilatoria” del edil de Medio Ambiente, Diego Sanjuanbenito, que empleó “triquiñuelas baratas de trilero político” para no asumir, a su juicio, la responsabilidad por la caída de ramas.

Fuera de la comisión municipal, el diputado regional Antonio Miguel Carmona, candidato socialista al Ayuntamiento en las elecciones de mayo, lamentó que el informe de los expertos “haya tardado seis meses en hacerse público y no incluya los motivos por los que se desprendieron varias ramas”. El análisis apunta en efecto varias posibles causas, pero señala que su origen es desconocido. “Suena a que ha sido un parche del gobierno del PP para tratar de calmar la inquietud de la ciudadanía y de la oposición, pero no parece una solución a un problema que sigue lamentablemente vigente”, añadió Carmona.

La edil de IU María del Prado de la Mata (que sustituía “por gripe” a Raquel López) acusó al PP de tomar medidas “sólo cuando han muerto dos personas”, “antes bastaba con pagar” por los daños debidos a la caída de ramas. En su opinión, las causas hay que buscarlas “en la tormenta perfecta que se ha gestado durante años” por la gestión privada de servicios municipales y los recortes de empleo derivados de las últimas concesiones.

El líder municipal de UPyD, David Ortega, destacó que el informe “no dice ni causas ni posibles soluciones”. “Me temo que haya sido una cortina de humo con la que el Ayuntamiento nos ha tenido entretenidos”, añadió.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información