Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detectados contratos irregulares en el Hospital de Amposta

Adjudicaciones por 4,1 millones podrían vulnerar la ley

Una auditoría ha detectado 4,1 millones de euros en adjudicaciones irregulares realizadas durante el año 2013 en el Hospital Comarcal de Amposta (Montsià). El estudio, realizado por Faura Casas, constata que ese año 16 contratos fueron adjudicados presuntamente vulnerando los procedimientos de la ley de contratación pública. El hospital, de titularidad municipal, está gestionado por Sagessa, el ala sanitaria del conglomerado de empresas municipales de Reus (Baix Camp), Innova. El alcalde de Amposta, Manel Ferré (CiU), preside el hospital y el Consorcio de Salud y Social de Cataluña (CSC). Los contratos en entredicho abarcan desde el suministro eléctrico al mantenimiento de maquinaria pasando por el servicio de ayuda domiciliaria o el de restauración. El Laboratorio de Referencia del Camp de Tarragona, S. L. cobró sin contrato 235.939 euros del hospital por pruebas analíticas. El alcalde Amposta preside esta sociedad vinculada a Sagessa. Ferré asegura que el estudio financiero fue solicitado por él mismo. En el último pleno del Consistorio prosperó una moción de ERC solicitando un estudio financiero desde 2009 hasta 2014, también de la Fundación Privada Servicios Sociales del Montsià (FUSSMONT), dependiente del Ayuntamiento, igualmente presidida por Ferré, y que gestiona los servicios sociales de Amposta. Esta fundación facturó en 2013 sin contrato al hospital 76.972 euros (IVA aparte) por el servicio de ayuda a domicilio. Por otro lado, FUSSMONT adjudicó el año pasado el transporte adaptado a la empresa Ambulàncies Baix Ebre (Ambulebre) por 141.500 euros mediante un procedimiento negociado sin publicidad. Esta empresa está siendo investigada dentro el caso Innova y su propietario, Bernardo Coslado, está imputado por cohecho. El juez cree que el empresario presuntamente se habría aprovechado de su “particular posición de adjudicatario de diversos lotes” de prestación de servicios de transporte sanitario del Servei d'Emergències Mèdiques (SEM) y del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) para iniciar conductas “dignas de reproche penal”. Por un lado Sagessa, el Hospital de Amposta y Gestión Comarcal Hospitalaria (empresa 100% del Hospital Sant Joan de Reus) son proveedores del CatSalut. Por otro lado, según el juez, existen facturas en las que Ambulebre carga el transporte sanitario de pacientes de hemodiálisis y radioterapia al Hospital de Amposta y de rehabilitación a FUSSMONT en los años 2010 y 2011. Y, en paralelo, la investigación judicial ha hallado facturas en esos mismos años en las que Ambulebre carga a FUSSMONT el transporte sanitario de pacientes en rehabilitación. “Si tales servicios están incluidos en el contrato de transporte sanitario adjudicado a Ambulebre estamos ante una doble facturación por la prestación de un mismo servicio pagado con fondos públicos”, acusó el juez en un auto. En paralelo, la investigación judicial descubrió convenios presuntamente irregulares por valor de 640.000 euros entre Sagessa y Ambulebre.