Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC entona el ‘mea culpa’

Los socialistas aprueban un manifiesto en el que reconocen sus errores

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta.
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta. EFE

"Por nuestros errores, nos excusamos. Hemos aprendido la lección", asegura un manifiesto aprobado este lunes por el secretariado del PSC en el que partido reconoce los errores cometidos, así como sus aciertos, y que pretende ser la apertura del debate interno de cara al congreso que celebrará a finales de año.

El documento de contrición relata que los socialistas "a menudo hemos sido acríticos con los valores neoliberales" y "no hemos sabido oponernos con suficiente fuerza con los valores humanistas del socialismo democrático". Del mismo modo, el PSC confiesa que la globalización económica y financiera le cogió "desprevenido" y que no fueron "lo bastante diligentes" a la hora de oponer un proyecto democrático con proyectos de izquierda.

En su relato de errores confesos, los socialistas también admiten que tardaron "demasiado" en percibir la gravedad de la crisis económica y social que venía y que el PSC ha caído en el "cierre". "No somos un partido ligado al poder económico", dice el manifiesto para rebatir una sensación que en ocasiones se produce. También se admite que los representantes del PSC "no siempre han tenido una relación lo bastante directa y continuada con la ciudadanía"

El manifiesto no olvida la corrupción. "No hemos estado lo bastante alerta con los desaprensivos, los cínicos que corrompían su compromiso con el servicio público". El PSC califica a los corruptos de "garbanzos negros" y aboga por establecer mecanismos en la lucha contra la corrupción, como la financiación de los partidos políticos y los costes excesivos de las campañas electorales.

Finalmente, el partido que lidera Miquel Iceta reconoce sin reparos que no ha sabido liderar "el catalanismo de izquierda desde el socialismo democrático, catalanista y federalista en respuesta a la sentencia contra el Estatut". Acabada la lista de errores confesos, el texto también relata los aciertos de los socialistas catalanes, desde antes de la fundación del PSC, en la Assemblea de Catalunya, los gobiernos municipales, la experiencia de los dos tripartitos en la Generalitat y la apuesta federal.

El documento hace un llamamiento a celebrar un "congreso abierto" previsto para finales de año y cuya dependerá de la fecha de las elecciones generales. Se trata, dicen, de la necesidad de "superar errores, desencuentros y malentendidos" y abrir el partido a la sociedad, una propósito que se escucha desde hace años en la calle de Nicaragua pero que, hasta el momento, no parece que se haya aplicado con demasiado éxito.