Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La flota de arrastre de Tarragona no hará veda si no cobra la del año pasado

En el parón del 2013 las ayudas a pescadores se recibieron tarde y en 2014 no la llegaron a cobrar

La flota de arrastre de Tarragona no hará la veda prevista para mayo y junio si antes no cobra la parada biológica del año pasado, según han acordado los pescadores en una reunión celebrada anoche en la Cofradía, según ha confirmado el patrón mayor, Esteve Ortiz.

El pasado 9 de enero la Generalitat publicó la orden en su boletín oficial conforme se iniciaba la veda biológica para regenerar los fondos marinos que en Tarragona se realiza los meses de mayo y junio. Durante estos dos meses los marineros de las 43 barcas que conforman la flota, cobran la prestación del paro y los patrones reciben una subvención de la Unión Europea.

En la veda del 2013 los pescadores ya detectaron problemas de pago, pero el año pasado no llegaron a cobrar la subvención. Los patrones afirman que es insostenible mantener sus barcas tanto tiempo sin faenar ni cobrar.

Ortiz se reúne mañana con la Dirección General de Pesca de la Generalitat y también ha concertado entrevistas con responsables de pesca del Gobierno central la semana que viene para buscar soluciones. Sin embargo, la flota de arrastre tarraconense tiene claro que si no cobra, no respetará la veda por ser "insostenible", ha dicho el presidente de la Cofradía.

Los pescadores de Tarragona fueron de los primeros en realizar vedas biológicas voluntarias, lo que ha revertido en la regeneración de los fondos marinos de la zona. Por ello, la Cofradía también reclama más derecho a decidir en esta parada biológica, ya que existen diferencias entre cada zona pesquera.

El período de paralización pesquera en Cataluña ya se inició con el amarre de la flota de puerto de Palamós (Girona), que permanecerá atracada hasta el próximo día 8 de febrero. Otro ejemplo es el caso de las barcas dedicadas a la captura de la gamba rosada, dentro del Plan específico de Gestión de la Gamba de Palamós, que permanecerán paradas un total de dos meses.

El objetivo principal de la paralización temporal de la flota tarraconense es la de mantener el esfuerzo pesquero dentro del llamado Rendimiento Máximo Sostenible (RMS), de modo que se garantice la viabilidad futura de esta actividad económica. También se tienen en cuenta las épocas de reproducción de las principales especies que se capturan y aspectos comerciales que establecen la rotación de zonas para evitar que los mercados catalanes queden desabastecidos de pescado fresco de la costa.