Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudad de la Luz será vendida en seis u ocho lotes

El Consell quiere excluir un edificio para palacio de congresos y otro para la OAMI

La secretaria autonómica de Cultura y Deporte, Julia Climent, este martes en las Cortes Valencianas.
La secretaria autonómica de Cultura y Deporte, Julia Climent, este martes en las Cortes Valencianas.

“La última propuesta contempla, a falta del visto bueno final, entre seis y ocho lotes”, explicó este martes en una comisión de las Cortes Valencianas sobre la venta “inminente” del complejo cinematográfico Ciudad de la Luz la secretaria autonómica de Cultura y Deporte, Julia Climent. Según aseguró, es la Comisión Europea (CE), con la que la Generalitat está negociando las condiciones de licitación del complejo, la que ha estimado “la idoneidad de realizar la venta en varios lotes”.

Unos 350.000 metros cuadrados del complejo cinematográfico inaugurado por la Generalitat en 2005 en Alicante deben venderse porque la CE resolvió, en respuesta a una denuncia de los estudios londinenses Pinewood, que la Administración valenciana incurrió en una “ayuda de Estado” que vulnera la libre competencia y debe “desinvertir” por ello los 274 millones de dinero público destinados al proyecto. El pliego de licitación estará listo “en las próximas semanas”, según la secretaria autonómica, que puntualizó que, aunque se valorará sobre todo el criterio económico, “las ofertas sobre la totalidad tendrán preferencia sobre las de uno o varios lotes”.

Climent reveló que el Consell ha propuesto a Bruselas excluir de la venta el edificio de administración porque el Ayuntamiento de Alicante planteó utilizarlo como Palacio de Congresos. “Si La CE lo aceptase, se podría dejar fuera también el centro de estudios, con objeto de obtener un mejor precio de venta”, añadió la secretaria autonómica, que más tarde aclaró, a preguntas de la oposición, que es la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), el organismo europeo con sede en Alicante, la que ha expresado “informalmente” su interés en el inmueble.

Culminada la primera fase del proceso de “desinversión”, que consistía en el cese de actividad, con la resolución del pleito con la empresa gestora Aguamarga y el cierre a finales del año pasado del Centro de Estudios, la fase de licitación no tiene todavía plazos concretos porque está pendiente “de la aceptación definitiva del pliego de venta por la CE”, comentó Climent, aunque aventuró que se producirá “en las próximas semanas”. La última fase consistirá, si “como es probable” la venta no cubre la totalidad de lo que debe recuperarse, en la liquidación de la sociedad pública Ciudad de la Luz, que las instituciones europeas ponen como condición para dar por cumplida la resolución.

Seis platós con sus tres edificios de producción, dos zonas anexas, el edificio de restauración y el de oficinas, el aparcamiento subterráneo y el de superficie, el centro de estudios. los edificios de talleres y almacén y los blacklot 1 y 2, con el foso de rodaje y las instalaciones de bombeo de agua, son las piezas del complejo que hay que vender, explicó Climent. La secretaria autonómica eludió responder a cuestiones planteadas por la oposición como los precios de venta (dijo que comparecerá cuando pueda darlos a conocer), que pidió Mireria Mollà, de Compromís; el futuro del PAI de alrededor del complejo, anulado por el Tribunal Supremo, o la responsabilidad por el despilfarro en la gestión, por los que inquirió la socialista Eva Martínez, o el futuro de la escuela de cine, que planteó Esther López Barceló, de Esquerra Unida. Climent negó que Francis F. Coppola se haya interesado por Ciudad de la Luz, como llegó a asumir el vicepresidente del Consell, José Ciscar. “En la oficina de Coppola nos desmintieron absolutamente que haya lanzado ningún tipo de oferta al respecto”, confesó.