Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno central abre la puerta a la ‘autopista’ eléctrica de Collserola

El Ministerio de Industria incluye la línea de muy alta tensión en una ‘lista b’ de inversiones

El Ministerio de Industria ya puede iniciar la tramitación de la polémica línea de Muy Alta Tensión (MAT) de Collserola. No tiene intención de construirla antes de cinco años, pero en previsión a las complejidades de su tramitación, ha decidido abrir una vía alternativa para acabar de dibujar su trazado y preparar todos los informes preceptivos. ¿Cómo? Ha incluido en la Ley de Metrología —que determina la correcta aplicación de procedimientos técnicos en la calibración, verificación y utilización de los instrumentos de medida—, aprobada por el Congreso el jueves, un listado de infraestructuras eléctricas que se iniciarán después de 2020, pero para las que es posible preparar todo el papeleo, y en ellas figura la autopista eléctrica que la compañía Red Eléctrica de España (REE) considera necesaria para acabar de asegurar la red del área metropolitana.

La línea de 400 kilovoltios (kV) entre Sant Just Desvern y Santa Coloma de Gramenet se había caído de la planificación de inversiones prevista para el periodo 2015-2020 —presentada en septiembre pasado—, aunque sí constaba en los planes anteriores. Ahora, la instalación vuelve a aparecer entre las infraestructuras pendientes, pero sin que la Generalitat fuera consciente de ello. Aunque el Gobierno catalán no tiene capacidad normativa en lo que a infraestructuras eléctricas se refiere, existía un pacto no escrito con el Ministerio de Industria según el cual se actuaba de forma coordinada. Mientras la Administración catalana negociaba con los municipios el trazado para alcanzar consensos, la del Estado aprobaba los proyectos.

BCN World sin luz

El Ministerio de Industria ha descartado incluir en su programa de inversiones para el periodo 2015-20 la construcción de una subestación eléctrica ideada para asegurar el suministro al futuro complejo de casinos de BCN World. Según la numerosa documentación elaborada por el gabinete de José Manuel Soria, la instalación de 220 kilovoltios formaría parte de un nuevo eje que conectaría Tarragona, el futuro complejo turístico de la Costa Dorada y Reus. El complejo, con el plan director urbanístico en fase de redacción, no tiene fecha de inauguración, aunque ya se descarta que se pueda inaugurar durante 2017, para cuando estaba previsto inicialmente. Con el proyecto en el aire, es difícil saber qué demanda eléctrica tendrá el recinto que estará junto a PortAventura.

No es el único problema de este proyecto. La Unión Europea abrió en julio un expediente de infracción a España por sus intenciones de transformar la actual línea de 220kV en una de 400 kV al considerar que esta pasa por espacios naturales protegidos y por una de las zonas más poblada del área metropolitana de Barcelona.

Industria incluye una justificación técnico-económica, en la que no da pistas si la nueva MAT será aérea o soterrada, pero sí la cuantifica: 157,23 millones de euros de inversión, aunque ese importe incluye otras actuaciones. El ministerio asegura que es necesaria para evitar apagones como el que generó el incendio en la subestación eléctrica de Maragall en julio de 2007, lo que provocó cortes de luz a 323.337 hogares de Barcelona, L'Hospitalet y Esplugues de Llobregat. “Se tardó varios meses en recuperar la total normalidad de las instalaciones eléctricas”, señala el documento, que cifra en 68 millones de euros el coste de aquel accidente. Se da tal importancia a la línea, que el ministerio considera que en 11 años se habría recuperado la inversión.

La MAT de Collserola no es la única que entra en esa lista b de inversiones. También están incluidas las conexiones de muy alta tensión entre La Secuita (Tarragonès) y Escatrón (Zaragoza) y la autopista eléctrica entre Isona (Pallars Jussà) y Graus (Huesca).

Más información