El exdirector de un centro salesiano irá a juicio por abusar de 12 niños

El juez da por prescritas 15 faltas de lesiones también cometidas en un colegio de Cádiz

Fachada del colegio salesiano San Ignacio en Cádiz.
Fachada del colegio salesiano San Ignacio en Cádiz.Eduardo Ruiz

El titular del juzgado de instrucción número dos de Cádiz, Miguel Ángel López Marchena, ha dado por finalizada la instrucción del caso abierto por las denuncias de varios menores contra el que fuera director del colegio salesiano de Cádiz, Francisco Javier López. El juez mantiene la causa contra él por delitos de abusos sexuales contra 12 niños, de entre 12 y 14 años, y da por prescritas 15 faltas de lesiones cometidas también en el interior del colegio. Finalmente aparta de la causa a un ex trabajador, al que los padres acusaban de encubrir al sacerdote.

Más información
Los detenidos por pederastia en Granada evitan entrar en la cárcel
El Obispado de Vitoria archivó en 2010 una denuncia de abusos sexuales
Sin apenas condenas por pederastia, en el nombre del Señor
Tres años y medio de cárcel para el pederasta delatado por un ladrón

El cura fue detenido a mediados de julio de 2013. Entonces la Policía contaba con el relato de un niño que acudió a comisaría porque sus padres habían descubierto los mensajes que se intercambiaba por móvil con el entonces director del centro educativo. Contó entonces que le llamaba continuamente al despacho en horario escolar, donde se producían tocamientos y, sobre todo, golpes. Ese testimonio se extendió pronto a otra decena de compañeros, que admitieron haber sido víctimas de similares abusos y lesiones. La Policía llegó a reunir una treintena de casos, aunque el juez sólo ha estimado como abusos 12 de ellos.

Según relataron entonces, el ex director les sacaba de clase en horario escolar o les hacía acudir al colegio por las tardes o en fin de semana. Los padres alertaron entonces de que, a pesar de las continuas ausencias recogidas en los partes de clase, ningún otro profesor o la jefa de estudios apreciara alguna anomalía en aquellas llamadas. Dentro del despacho se produjeron los supuestos abusos.

López pasó un mes en prisión preventiva. Durante ese tiempo hubo manifestaciones a favor y en contra del sacerdote. Los menores que acudían a declarar tenían que soportar los gritos e insultos de los defensores del cura, que acusaban a los niños de emprender una caza de brujas contra el ex director. La orden salesiana apartó de inmediato al sacerdote de Cádiz pero decidió pagarle su defensa porque, según comunicó entonces, tenía indicios de su inocencia.

Ahora el juez Miguel Ángel López Marchena cierra la instrucción y acuerda seguir las actuaciones judiciales por el trámite del procedimiento abreviado. Las partes deberán presentar sus escritos de acusación o sobreseimiento de la causa y, a partir de ahí, se podrá solicitar la apertura del juicio oral.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS