Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo ratifica el catalán como lengua de uso normal en los colegios

El Tribunal considera que el castellano no queda excluido con el decreto de dirección de la Generalitat

Colegio público Reina Violant de Barcelona. Ampliar foto
Colegio público Reina Violant de Barcelona.

Que la Generalitat decrete que el catalán es lengua vehicular en la educación, la administración y las comunicaciones dentro de los centros educativos de Cataluña no vulnera el carácter oficial y vehicular del castellano. Esta es la conclusión a la que llega el Tribunal Supremo en una sentencia que se hizo pública ayer.

Los magistrados ratifican así la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que había rechazado la demanda de Impulso Ciudadano, una plataforma que alegaba que un decreto del departamento de Enseñanza institucionalizaba la exclusión del uso del castellano en el ámbito educativo. El decreto en cuestión fue aprobado en 2010 y regula la dirección de los centros educativos públicos catalanes. Establece, entre otras cosas, que entre las funciones y atribuciones de los directores está “garantizar” que el catalán como lengua propia de Cataluña sea “utilizada normalmente” en las actividades de las escuelas e institutos.

Impulso Ciudadano, una asociación que aboga por una mayor presencia del castellano en la escuela en Cataluña, presentó un recurso contencioso administrativo contra una parte de dicho decreto, al considerar que dejaba al castellano en desventaja. Argumentaba que en ningún momento se explicitaba el uso del castellano en el ámbito escolar. En octubre de 2012, el Tribunal Superior de Cataluña desestimó la petición de la asociación, que presentó entonces un recurso de casación.

El Supremo cree que el decreto “no hace más que avalar la proyección en el ámbito educativo del carácter oficial del catalán”. “La norma no señala ninguna exclusión del castellano en el ámbito educativo en el territorio de Cataluña ni regula un régimen de privilegio”, asegura la sentencia del alto tribunal. Los magistrados consideran que el estatus del castellano como “lengua vehicular, de comunicación y administración” ya se encuentra presente “tanto en la Constitución como en normas estatales”. Por ello descarta la pretensión de que se recoja esa condición del castellano también en el decreto recurrido.

El Supremo ya instó anteriormente al Govern a garantizar que el castellano sea lengua vehicular en la escuela, junto al catalán, cuando un alumno lo pida. Sin embargo, dejó en manos de la Generalitat el poder de fijar la proporción de clases en castellano.

Más información