Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra está dispuesto a reabrir RTVV al año de cerrarla si se parte “de cero”

El PP acepta tramitar la Iniciativa Legislativa Popular que pide la reapertura

Hace un año era “innegociable”, en palabras del jefe del Consell. El vicepresidente José Ciscar descartó entonces crear una nueva sociedad. Ahora, “si las circunstancias cambian, se puede hablar de una nueva radiotelevisión”. Este jueves, el presidente Alberto Fabra negó haber rectificado su posición, pero en la práctica lo hizo al aceptar negociar con la oposición la creación de una nueva Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), apenas un año después de su decisión de cerrar Canal 9 y Ràdio 9. Y no solo eso, Fabra declaró estar a favor de abrir una radiotelevisión pública, “partiendo de cero”, una vez se cumpla la extinción de la cadena y de sus 1.600 empleos y siempre que “se den las condiciones”, que concretó en un presupuesto de la Generalitat sin déficit, en el que no haya que subir impuestos y no se detraigan recursos del gasto social. El golpe de timón del jefe del Consell sorprendió a la propia bancada popular que, en privado, no ocultó su desconcierto e indignación tras pregonar durante meses que el cierre de Canal 9 había sido inevitable.

La oposición, que ha reiterado que reabrirá RTVV si gana las próximas elecciones, reaccionó con dureza. El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, se desplazó a las Cortes Valencianas para pedir la “dimisión irrevocable” de Fabra, de quien criticó la “incompetencia” y la “falta absoluta de liderazgo”. Puig señaló que el cierre ha costado más de 200 millones de euros y que, ahora mismo, hay dos sociedades públicas de RTVV en extinción. “Se ha hecho una automoción de censura”, sentenció el líder socialista.

En términos parecidos se pronunció Mònica Oltra, de Compromís. “¿Si tiene voluntad de reabrir RTVV, por qué nos hemos gastado 200 millones en cerrarla?”, preguntó la diputada, que añadió que Fabra y su gobierno “son más peligrosos por su incompetencia que por cualquier otra cosa” Para Ignacio Blanco, de Esquerra Unida, el anuncio del presidente es una manifestación de “cinismo y poca vergüenza”. El parlamentario indicó que “es como si Franco dijese que está dispuesto a traer una democracia” y aseguró que en 2015 reabrirá RTVV “un gobierno decente, que crea en los medios de comunicación públicos y sepa gestionar”.

El socialista Puig pide la dimisión del presidente y lo califica de "incompetente"

Precisamente fue durante la sesión de control al jefe del Consell, en una réplica a Marga Sanz, portavoz de Esquerra Unida, —que se despidió como síndica para dejar paso a Blanco entre aplausos de todos los diputados—, cuando Fabra afirmó que “en otras circunstancias” económicas, “estaría dispuesto a hablar de una nueva RTVV”.

Previamente, el portavoz de Compromís, Enric Morera, le había preguntado por las decisiones del Consell, como accionista único de RTVV, que implicaron ampliaciones de capital para cubrir gastos fuera de presupuesto. “La fiscalización de las cuentas la tiene que hacer el consejo de administración de RTVV, que es a quien le compete”, contestó Fabra. Morera le acusó de “cooperador necesario” en el despilfarro y los posibles delitos en la gestión de esa y otras empresas públicas.

En los pasillos de las Cortes, el jefe del Consell anunció que su Gobierno permitirá la tramitación de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para que se reabra RTVV. “Dejaremos que se pueda dialogar y negociar sobre la ILP en estas Cortes”, admitió Fabra. La ILP, impulsada por el comité de empresa de RTVV y distintos colectivos ciudadanos, reclama una televisión pública, plural y en valenciano y ha recogido cerca de 90.000 firmas.

La actitud del jefe del Consell sorprende a los diputados del PP

El comité de empresa de la cadena pública expresó su “estupefacción” ante el anuncio de Fabra, denunció el “acoso laboral” que han sufrido los trabajadores y advirtió al jefe del Consell que RTVV “no puede ser una mercancía electoral”. La Mesa Sectorial de l’Audiovisual Valencià, a su vez, criticó la “improvisación y falta de criterio” del PP y exigió a Fabra que “rectifique la equivocada decisión de cerrar RTVV”.

Sabedor del anuncio del presidente, el portavoz popular, Jorge Bellver, registró el martes una propuesta para que pueda comparecer en las Cortes el presidente de la comisión promotora de la ILP y miembro del comité de empresa, Manel Castañeda. La iniciativa legislativa podría iniciar su tramitación tras el visto bueno del PP en diciembre.

Entre las voces que más rápidamente salieron a apoyar la decisión estuvo la de Serafín Castellano, delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, que en privado se opuso hace un año a la clausura de Canal 9.

El cierre de Canal 9, que Fabra ha intentado sin éxito compensar con un convenio para aumentar las horas de desconexión de TVE en la Comunidad Valenciana, enmarañó aún más la posición del PP. La Diputación de Valencia, que preside Alfonso Rus, publicó ayer un concurso de 3,2 millones para difundir informaciones y fiestas locales a través de una TDT de ámbito autonómico. Un modelo que el jefe del Consell ha asegurado que no es el suyo.

Más información