Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP lamenta el silencio de Rajoy y elogia la actitud del Estado el 9-N

Los populares hubieran agradecido una comparecencia del presidente

Alicia Sánchez-Camacho, escoltada por, Jordi Cornet, y la vicesecretaria, Dolors Montserrat, en la ejecutiva del lunes.
Alicia Sánchez-Camacho, escoltada por, Jordi Cornet, y la vicesecretaria, Dolors Montserrat, en la ejecutiva del lunes. EFE

Las largas colas de votantes el 9-N provocaron una profunda conmoción en el Partido Popular (PP) de Cataluña que vio como se hacía añicos su estrategia de los últimos años. La líder Alicia Sánchez-Camacho había dicho mil veces que el Gobierno de Rajoy haría cumplir la ley e impediría la consulta. Nadie en el PP creía que Artur Mas fuera capaz de desacatar al Tribunal Constitucional y su desafío provocó en el partido un enorme impacto. No gustó tampoco el silencio de Mariano Rajoy aunque solo la vicepresidenta Dolors Montserrat, que también lo es del Congreso, deslizó ayer que ha echado en falta una comparecencia pública de Rajoy sobre la consulta del domingo.

Pese a todo, Montserrat recalcó que el Gobierno central y el Partido Popular han apoyado en todo momento a la formación en Cataluña. “Estamos súper arropados”, afirmó en una enérgica respuesta a la diputada Cayetana Álvarez de Toledo que dijo el lunes haberse sentido “desamparada” por el Ejecutivo. Montserrat añadió que los únicos legitimados para hablar de Cataluña son Rajoy, todo el Gobierno, Camacho y la secretaria general Dolores de Cospedal. Y reivindicó que solo deben hablar de las comunidades quienes las pisan cada día. “Yo soy incapaz de hablar de Galicia, de la política de Extremadura o de la política de Andalucía. Le diría a Cayetana”, apuntó, “que es muy fácil sentirse desamparada fuera de Cataluña, pero lo difícil es ser del PP en Cataluña y dar la cara cada día”.

Tras quedar arrinconada en el Parlament por el pacto sellado y roto ahora por CiU y ERC, Camacho sabe que sus votantes están desencantados e invitó al presidente de Extremadura, José Antonio Monago, a dar “explicaciones” por el “impacto gravísimo” de sus viajes a cargo del Senado. En una entrevista en Tele 5, Camacho avanzó la inminente querella de la Fiscalía contra Mas citando incluso los posibles delitos. “Es hora de cumplir la ley; no de la política”, dijo tras ganarse una fulminante réplica del president que se preguntó, escandalizado, por la simbiosis entre el PP y la Fiscalía.

“A medida que pasan las horas, se ve lo positivo de actuar serena y de forma proporcionada el domingo”, alega Millo

Con todo, el PP catalán quiso darle la vuelta a la tuerca y justificó que el Estado no actuara el 9-N requisando las urnas. El portavoz Enric Millo dijo “tomar nota” y respetar a los 2,3 millones de catalanes que acudieron a votar aunque comprendió la “tristeza” que debían sentir quienes no son soberanistas. “A medida que pasan las horas, se ve lo positivo de actuar serena y de forma proporcionada”, alegó Millo aludiendo que de esa forma se evitaron conflictos de orden público que, dijo, habrían sido capitalizados interesadamente ante los observadores internacionales.