Ganemos “apuesta fuerte” por “tomar” Madrid a la espera de unir a Podemos

La plataforma, respaldada ya por IU, decidirá en diciembre si concurre a las autonómicas

La plataforma ciudadana convocó a centenares de personas ayer en el Círculo de Bellas Artes.
La plataforma ciudadana convocó a centenares de personas ayer en el Círculo de Bellas Artes. JAIME VILLANUEVA

Ganemos Madrid, cuyo germen era hace sólo un año una docena de personas que vivieron “emocionadas” la movilización social del 15 de mayo de 2011, se han organizado para “gestionar el malestar” de la ciudadanía por la gestión de la crisis y la corrupción política.

“En vez de instalarse en la queja, como piden las instituciones”, aspiran a montar una candidatura que pueda “recuperar la política y ponerla al servicio de la gente”. O lo que es lo mismo, conquistar en las urnas el Ayuntamiento de Madrid. “Esto empieza a ser algo importante, no es un brindis al sol sino una apuesta fuerte”, resumía ayer uno de sus portavoces, el psicólogo Javier Barbero, en la presentación ante los medios de comunicación de la plataforma, creada en primavera.

Cuentan para ello con el apoyo de Izquierda Unida y de Equo, que han apostado por presentarse a las elecciones municipales de mayo de 2015 bajo el paraguas de Ganemos. En enero podría sumarse Podemos, que ha renunciado ya a una candidatura propia a nivel local, tiene a muchos miembros de sus círculos trabajando en Ganemos, e incluso acaricia la idea de que uno de sus impulsores, el politólogo Juan Carlos Monedero, lidere este movimiento.

Los nombres que integrarán la lista electoral no se decidirán en cualquier caso hasta marzo, en unas primarias abiertas a toda la ciudadanía a las que tendrían que concurrir, como uno más, Monedero o el candidato municipal que IU elija en su propio proceso de primarias, ya en marcha.

El programa de Ganemos está también en proceso de debate: las propuestas se fijarán a finales de año y se cerrarán en marzo. Pero el movimiento, que se hace llamar “espacio de participación” aunque prepara ya la fórmula jurídica para concurrir a las elecciones, se presentó ayer en el Círculo de Bellas Artes con un objetivo inicial y propuestas concretas.

El primero es lograr 30.000 avales de madrileños, tal y como se propuso su movimiento hermano, Guanyem Barcelona (“somos autónomos pero tenemos elementos comunes y nos unen los mismos valores y causas”); en agosto, Ada Colau, exportavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, anunció que lo habían logrado “un mes antes de lo esperado”.

Madrid tiene 3.235.000 habitantes (el doble que Barcelona); en los comicios municipales de 2011 votaron 1.623.000 personas.

Ganemos Madrid, por ahora, sólo aspira a conquistar en las urnas el Ayuntamiento de la capital, aunque en diciembre debatirá si extiende su candidatura al Gobierno regional, tal y como desea, entre otros, Tania Sánchez Melero, candidata en las primarias de Izquierda Unida a ser cabeza de lista en las autonómicas. Sánchez Melero es pareja de Pablo Iglesias, líder in péctore de Podemos.

Entre las propuestas concretas que ya baraja Ganemos para su programa está realizar una auditoría de la deuda municipal; “revisar” las empresas mixtas; y que sus candidatos tengan que “firmar contratos en los que quedarán establecidas sus obligaciones, márgenes de autonomía y formas de resolver situaciones excepcionales”.

“El incumplimiento de estos contratos se resolverá con la inmediata revocabilidad de sus cargos”, añade una propuesta elaborada en julio que, según anunció ayer Ganemos, se extendería al ejercicio del cargo público. Así, los ediles de Ganemos (y el alcalde, en caso de gobernar) podrían ser apartados “por contrato” si la ciudadanía así lo decide a través de mecanismos de participación que la formación quiere instaurar en el Ayuntamiento.

Ganemos ha preparado un informe jurídico para encajar esta medida en la legalidad, pues el acta de edil es personal y no puede ser revocada por el partido.

Ganemos apuesta además por llevar al máximo ese sistema de participación de forma que, “en temas clave”, convocaría consultas para que sean los ciudadanos quienes decidan directamente. Eso no conculcaría el marco constitucional, como en Cataluña, porque las consultas se limitarían a temas del ámbito territorial.

Dentro de ese espíritu de “consultarle todo a la ciudadanía”, se ha iniciado la recogida de 30.000 avales a través de una web. “Si no se alcanzan, el viaje queda aquí”, explicó ayer otro de sus portavoces, el antropólogo Ernesto García (tienen 11 por mor de la “polifonía”). Además, se está extendiendo el movimiento por barrios de la capital y otros municipios de la región mediante asambleas vecinales como las que surgieron tras el 15-M. “Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”, citó García al escritor Eduardo Galeano.

“Estamos aquí porque venimos a ganar Madrid. Lo que nos diferencia de los demás es cómo”, abundó la también antropóloga Elvira Villa. “Los políticos son conductores de tren, pero Renfe son los ciudadanos. Nos han robado los trenes y los vamos a recuperar”, explicó. “Nuestro modelo refleja una nueva manera de situarnos en lo público”, añadió, devolviendo el poder a la ciudadanía.

Así se enmarca la obligación de sus candidatos a aceptar “como medio de control” un “procedimiento preciso” para sacarlos “de manera automática” del cargo cuando pierdan la confianza de los electores, según detalla un documento aprobado en julio.

“Tomar las instituciones, llegar a tener presencia en ellas, incluso mayoritaria, no tiene sentido si ese asalto no está acompañado por la idea de tomar la ciudad, que significa que la ciudadanía pueda dar cumplimiento a la idea de que los representantes políticos han de mandar obedeciendo”, resumía otra propuesta.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción