Puigdemont amenaza con ir ante el juez si el AVE reabre sin garantías

El consejero Santi Vila no confía en que se reabra la línea Girona-Figueres el domingo

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, que ha calificado la situación que se está viviendo en el AVE entre Girona y Figueres de “inadmisible”, no confía en que se pueda reabrir la línea el domingo 5, como apuntaban este viernes por la mañana desde ADIF. "La impresión sobre el terreno es que no podrá ser”, ha mantenido Vila. El alcalde de Girona, Carles Puigdemont, advirtió que si antes de reanudación del servicio del AVE no disponen de un informe que acredite las condiciones de seguridad para los usuarios, irán al juzgado a solicitar que se tomen medidas cautelares y no se permita el restablecimiento del servicio. Puigdemont ve precipitada la fecha de puesta en marcha de tren mañana.

 “El plazo del domingo, si se tienen que hacer todas las comprobaciones necesarias en materia de seguridad, lo veo justo”, mantuvo y añadió que no es optimista, porque “hay mucho trabajo a hacer, de limpieza, pero sobretodo de verificación del sistema de señalización, de comunicaciones, que en una infraestructura así y en un servicio de estas características es crítico".

 Por su parte, efectivos de los Bomberos de la Generalitat, de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y técnicos de ADIF están trabajando en el bombeo de la gran cantidad de agua que convirtió en un río las vías de la estación del AVE de Girona, tras las torrenciales lluvias del pasado fin de semana.  Desde la Unidad Militar de Emergencias (UME), que empezaron a trabajar ayer en la salida 11 del túnel, han indicado que entre hoy y mañana podrán acabar de sacar toda el agua, que ahora tiene medio metro de altura. Quedará por extraer todavía una capa de unos dos dedos de lodo.

Más información

Vila ha reprochado a Adif que, en una obra millonaria como esta, no haya hecho una inversión de centenares de miles de euros para finalizar las obras proyectadas (en referencia al agujero de la tuneladora por donde entró el agua). El consejero, que ha exigido a Fomento y a Adif una explicación “clara y veraz”, ha apuntado que si se confirma que la causa de la inundación es que no se hayan acabado los proyectos presupuestados pedirán responsabilidades.

Después de ver los informes de los técnicos municipales, de los Bomberos de la Generalitat y del Colegio de Ingenieros de Caminos de Catalunya, que desmentían la versión dada por Adif sobre la causa de la inundación del túnel, Santi Vila ha pedido más explicaciones. El documento niega que las lluvias fueran excepcionales y que el sistema de saneamiento de la ciudad hubiera fallado.

Según él, las informaciones verbales que llegan de la administración del Estado, tanto desde Fomento como de Adif, no son “los suficientemente claras”. Vila se ha mostrado insatisfecho de “algunas de las primeras explicaciones” que ha calificado de “no suficientemente rigurosas” y de crear “cierta confusión”. “Lo que es seguro es que el hecho de que las obras estaban inacabadas ha perjudicado claramente el servicio y nos ha llevado a la situación en que nos encontramos”, ha asegurado.

A la espera de ver con precisión qué ha pasado, Vila ha asegurado que si se confirma este extremo pedirá "responsabilidades”. El titular de Territorio y Sostenibilidad ha exigido “soluciones rápidas”, que les aseguren “que se culminan las actuaciones que estaban en el proyecto” y que cuando se tenga el diagnóstico preciso de lo sucedido, “se corrija urgentemente”. Según él, una estación de esta magnitud debe tener planes de emergencia perfectamente resueltos y capacidad de resolver eventualidades como la sucedida, "que tampoco son tan excepcionales”, ha añadido.

Por su parte, el alcalde de Girona, Carles Puigdemont, ha coincidido con Vila en ver “francamente difícil” que pueda restablecerse el domingo el servicio de Alta Velocidad interrumpido el lunes. En todo caso, es necesario “exigir a Adif que cuando se retome se haga con total seguridad y que certifiquen que no volverá a pasar", ha dicho, para añadir que "se sabe que esto ha pasado por un incumplimiento suyo, ya que no ha acabado la obra y a veces da la sensación de que se comporta como si la obra ya estuviera acabada”.

Puigdemont, que ha presidido la VII Cumbre de Ciudades y Aglomeraciones para la Alta Velocidad y la Interconexión Ferroviaria del Corredor Mediterráneo celebrada en Girona, ha explicado que han tenido que relatar dos veces lo sucedido a alcaldes y técnicos que han asistido al encuentro "porque no se lo creían”.

Por su parte, el jefe de los Bomberos de Girona, Enric Cano, ha apuntado la necesidad de que se revise bien la estructura del túnel antes de dejar pasar convoys, porqué “ha soportado mucha presión del agua”. Además, ha advertido que si, como dicen las previsiones el domingo vuelve a llover, y no se tapa el agujero por donde entró el agua, se volverá a inundar. “Creo que volvería a entrar el agua, porqué el muro famoso (de doble capa de Gero, 20 m de longitud y 1’5 m de altura) que ha caído todavía no está reparado, ni el agujero del pozo de ataque por donde se coló el agua, tampoco”.

Los siete kilómetros del AVE que pasan por el subsuelo de Girona, contaron con una inversión de más de 278’6 meur y se terminaron a mediados del 2011. El agujero por donde entró el agua debería haber estado tapado desde entonces. Centenares de usuarios del AVE entre Girona y Figueres y también los que viajan hacia o desde Francia se han visto afectados a diario por la interrupción del servicio el pasado domingo. Desde entonces Renfe da servicios alternativos tanto con autobuses como con trenes regionales.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50