_
_
_
_
_

Vecinos, partidos y expertos denuncian riesgos en la gestión local del arbolado

El portavoz socialista pide un plan de gestión para talar los árboles según su antigüedad

PSOE. El portavoz socialista en el Ayuntamiento, Jaime Lissaveztky, ha señalado la necesidad de una planificación del arbolado para "no sólo podar sino talarlos". Lissavetzky ha recordado este martes en una rueda de prensa que los olmos (como el ejemplar cuya rama se desprendió y mató el lunes a un hombre de 72 años en Villa de Vallecas) tienen una longevidad de 40 años y que más allá de esa edad "generan peligrosidad". El portavoz socialista ha señlado a ciudades como Berlín, donde los árboles frondosos se plantan solo en los parques, y ha propuesto que los árboles se talen según su antigüedad. Lissavetzky ha criticado que andar por la ciudad se haya convertido en una "ruleta rusa": "Más recursos y menos discursos", ha lanzado a la alcaldesa, Ana Botella.

Jardín Botánico. El conservador del Real Jardín Botánico, Mariano Sánchez García, que forma parte de la comisión de expertos creada por el Ayuntamiento para analizar los árboles de El Retiro, ha señalado esta mañana a Efe que “siempre” se han caído ramas y árboles, pero este año eso ha ocasionado “por desgracia” víctimas mortales. En su opinión, las caídas se deben al déficit hídrico y la bajísima humedad ambiental del verano madrileño, que debilita a los árboles. Sánchez percibe que muchos ejemplares de la capital son viejos y, por tanto, peligrosos; ha abogado además por cambiar las especies que se planta y, como medida “rápida”, limitar a siete metros los olmos como el caído ayer (que tenía 18 metros de altura).

Izquierda Unida. “Es obvio que los árboles sanos no se caen y si se caen es porque el cuidado y mantenimiento no es el adecuado; por tanto alguien tendrá que asumir las responsabilidades políticas en el equipo de gobierno por esta situación de riesgo para los ciudadanos como ha evidenciado la muerte anoche de un vecino en Santa Eugenia”, ha señalado en una nota la concejal Raquel López. La edil ha recordado que el recorte ofertado por las concesionarias para hacerse cargo desde el pasado verano de las labores de los funcionarios municipales, superior en algunos casos al 30% sobre el coste fijado por el Ayuntamiento, ha sacado de las calles a 228 jardineros. “¿Todas las casualidades se concentran en este verano o no será consecuencia de estos años de recortes en nuestros servicios públicos más básicos y, sobre todo, desde la entrada en vigor del contrato integral de hace un año?, ha concluido.

UPyD. El portavoz de Unión Progreso y Democracia, David Ortega, opina que la caída de ramas y árboles no se debe a la “mala suerte” ni a condiciones metereológicas (como señaló el Ayuntamiento en julio, entre otros motivos), y ha exigido una “diagnóstico claro”. “Necesitamos saber ya qué está pasando en Madrid. Tenemos los expertos, tenemos los funcionarios y el tiempo apremia”, ha señalado mediante un comunicado. En su opinión, es “indispensable” un tratamiento “adecuado y sensato” del arbolado.

FRAVM. La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos cree que los incidentes acaecidos en los últimos meses “pone de manifiesto la gravedad de un problema sobre el que los vecinos llevaban tiempo alertado”. “Que en los últimos meses el pésimo estado de conservación de los parques no haya provocado más víctimas ha sido una cuestión de mera suerte”, añade la FRAVM en un comunicado, en el que añade: “La nula respuesta del Ayuntamiento a las constantes denuncias efectuadas por las vecinas y vecinos constituye una grave irresponsabilidad. Ha rebajado la vigilancia de la calidad del trabajo desempeñado hasta rozar la negligencia”, apunta Paco Caño, responsable de Medio Ambiente de la FRAVM.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_