Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Urbana pide que se evite el uso de vehículo privado en la Diada

El Ayuntamiento ofrece una tarifa plana en varios aparcamientos de la ciudad

La Guardia Urbana controla el tráfico durante una feria del Mobile World Congress.
La Guardia Urbana controla el tráfico durante una feria del Mobile World Congress.

A partir de las dos de la tarde, moverse en coche por Barcelona durante la Diada será prácticamente imposible. El Ayuntamiento de Barcelona pidió ayer a los ciudadanos que eviten a ser posible el uso de vehículos privados. Y que en todo caso, las personas que tienen previsto participar en la manifestación convocada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural lleguen antes de esa hora a la capital catalana.

Para controlar el colapso, el Consistorio ha destinado a 700 agentes más de lo habitual que se sumarán a los 2.300 efectivos de más de los Mossos d’Esquadra. La movilidad será el gran reto de la jornada. Y precisamente para facilitarla, el consistorio ofrece una tarifa plana en algunos de los aparcamientos municipales que se encuentran en las inmediaciones de la marcha.

Se organizará en dos coronas. Para las personas que aparquen en los lugares más cercanos a la ‘V’ se ofrecerá una tarifa de 18 euros durante 24 horas: desde las doce de la noche del día 10 de septiembre hasta las doce del día 11. Normalmente, la tarifa de 24 horas ronda los 40 euros. La segunda corona, en aparcamientos menos cercanos a la zona de la marcha, será de 10 euros por 24 horas. Las personas deberán comprobar una vez estacionen si el aparcamiento cuenta con esa “tarifa especial”. “A nadie se le va a preguntar adónde va, se aplicará a todo el mundo”, justificó ayer un portavoz municipal, que añadió que en otros actos también se aplica esta rebaja. Y puso como ejemplo la celebración del festival Primavera Sound, o durante algunos espectáculos en el Auditori.

Está previsto que unos 1.500 autobuses lleguen mañana a la capital catalana específicamente para participar en la marcha. Estos deberán arribar también antes de las dos de la tarde, y estacionar en la zona que tienen asignada y deberán seguir las normas de la Guardia Urbana para aparcar, según explicó ayer el intendente del cuerpo municipal, Carles Reyner.

El Consistorio solicita que los vehículos lleguen a Barcelona antes de las 14.00 horas

A partir de las tres de la tarde, se producirán alteraciones tanto en el transporte público y privado de superficie (autobuses, bus turístico, tranvía, aerobús y taxi) como en el subterráneo. Renfe aumentará la frecuencia entre la una de la tarde y las cinco de la tarde. En el Metro, se incrementará el personal de seguridad para gestionar el flujo de pasajeros y evitar situaciones de riesgo.

Para las personas que tengan que acudir al aeropuerto, el Ayuntamiento recomienda que se salga con más tiempo del habitual, en el caso de que se desplacen con Aerobus. Si se opta por el vehículo privado, el consistorio pide que se salga antes de las dos de la tarde. Una vez en la ciudad, se recomienda que los desplazamientos se hagan a pie, y que los coches privados no salgan hasta las siete de la tarde.

Por otra parte, ERC, ICV-EUiA, CUP y PSC criticaron ayer que Interior haya autorizado una manifestación de ultraderecha, convocada por Alianza Nacional, en El Raval. El departamento ha cambiado el recorrido de la marcha para evitar que coincida contra marcha de “signo opuesto”.