El Gobierno de Mas plantea restaurar a los funcionarios la paga extra en 2015

La Generalitat pide al Estado un anticipo a cuenta del Fondo de Competitividad de 2014

El conseller de la Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs.
El conseller de la Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs.EFE

El agitado calendario del último trimestre del año incluye —además— la elaboración y aprobación de los Presupuestos de la Generalitat para 2015. El presidente Artur Mas encargó este martes al consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, la confección de unas cuentas en las que los empleados públicos recuperen la paga extra de Navidad que dejaron de percibir en 2012. La medida, de la que se beneficiarán unos 210.000 empleados, supone movilizar una partida de 500 millones de euros. Para poder cerrar las cuentas, además, la Generalitat reclamará al Ministerio de Hacienda un anticipo del Fondo de Competitividad para 2015. El Ejecutivo de Artur Mas podría obtener entre 650 y 800 millones, aproximadamente, por este concepto.

Más información
La Generalitat quita la paga de Navidad en 2012
Los funcionarios catalanes vuelven a quedarse en 2013 sin una paga
La reducción del déficit se ceba en funcionarios y servicios públicos

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs anunció ayer la decisión que el lunes, tras la inauguración del curso universitario en Lleida, ya avanzó Mas-Colell. La restitución de la paga extra también supondrá suprimir la reducción del 15% de la jornada y el sueldo del personal interino, también en vigor desde 2012. La Generalitat ya había planeado que sus empleados recuperaran esa parte del sueldo este año, pero lo vinculó a que el Gobierno central diera luz verde al impuesto sobre los depósitos bancarios —que hubiera aportado más de 800 millones de euros, según los cálculos del Estado— o bien decidiera dar una compensación por haber impedido su aplicación.

Sin embargo, la restitución de la paga de Navidad no resultará sencilla. Una vez que el Gobierno catalán ha descartado ejecutar más recortes presupuestarios, se enfrenta a la tarea de hallar más ingresos. “Cuando situamos partidas en los presupuestos es evidentemente con la voluntad de cumplir. Se tiene que poder cumplir”, aseguró Homs en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu.

El avance de dinero por el fondo sería de entre 650 y 800 millones de euros

Después de que el Gobierno central haya rechazado reformar el modelo de financiación autonómica, el Ejecutivo de Mas intentará que Hacienda acepte volver al sistema de anticipos del Fondo de Competividad. Este es uno de los mecanismos del complejo sistema de financiación autonómica que lo perciben las comunidades más dinámicas. En los primeros años de aplicación del sistema, en 2009 y 2010, el Gobierno entregó anticipos por este fondo, como hace con el resto de conceptos del modelo de financiación. A partir de 2011, sin embargo, Hacienda decidió dejar de abonar esa partida hasta la liquidación de los presupuestos, que se realiza dos años después de su ejecución.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Gobierno de Mas plantea ahora a Montoro recuperar ese sistema, con el que calculan que podrían conseguir entre 650 y 800 millones que permitirían recuperar la paga a los funcionarios y aproximarse al objetivo de déficit del 1% del Producto Interior Bruto (PIB), que Mas-Colell ya sugirió que sería inalcanzable sin una llegada de recursos extra del Gobierno central.

La segunda parte pasa por hallar los apoyos parlamentarios necesarios para sacar adelante los Presupuestos. Homs también aprovechó para emplazar a ERC a cumplir el acuerdo de legislatura y permitir la aprobación de las cuentas. De hecho, el año que viene entrarán ya en vigor varias de las tasas pactadas entre CiU y ERC, como la que grava los pisos vacíos en manos de la banca.

Los sindicatos CC OO y UGT instaron a la Generalitat a compensar a los empleados públicos por todos los recortes sufridos desde 2012 mediante la restitución de las cantidades pendientes y la supresión de los recortes que aún están vigentes.UGT recordó que el anuncio para el Presupuesto catalán de 2015 es todavía “una intención”. CC OO, por su parte, exigió la “convocatoria inmediata” de la Mesa general de la Función Pública para negociar la recuperación de los derechos salariales y laborales de los trabajadores públicos.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS