Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otro fallo vuelve a anular las ayudas de la Xunta a colegios que separan por sexo

El Supremo ratifica que el Gobierno de Feijóo concedió estas ayudas vulnerando la ley educativa que estaba en vigor

Con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) blindando ya a partir del próximo curso los conciertos educativos con los colegios que segregan por sexo, el Tribunal Supremo insiste en anular los que la Xunta ha suscrito hasta ahora con cinco colegios privados de A Coruña y Pontevedra con la anterior Ley, la LOE, en vigor. La Sala de lo Contencioso- Administrativo del Supremo acaba de estimar el recurso interpuesto por la CIG Ensino y ha declarado nula la orden de la Consellería de Educación de 2009 relativa a la concesión de subvención a los colegios Peñarredonda, Montespiño, Aloya, Las Acacias, y Montecastelo, vinculados al Opus Dei. El fallo revoca la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que desestimó el recurso de la CIG y confirmó la validez de la orden aunque en respuesta a un recurso posterior del STEG anuló también esas ayudas.

Mientras el secretario de CIG-Ensino, Anxo Louzao, dice que la sentencia pone de manifiesto el uso “perverso e ilegal” del dinero público por parte de Educación, al servicio de “la ideología más reaccionaria”, la consellería de Jesús Vázquez puntualiza que no realizó esos conciertos este último curso en primero de Primaria y Secundaria “anticipándose a la sentencia” del Supremo y amparándose en que la Lomce, la ley educativa de Rajoy, dará cobertura legal “al sostenimiento con fondos públicos de los centros de educación diferenciada por sexos”. Y frente a la petición de la CIG de que Educación exija la devolución de esos importes a los colegios, la consellería apela al derecho que tienen estos a reclamar la ayuda que no recibieron en el curso 2013-2014.

La sentencia sostiene que una cosa es la educación diferenciada “tan legítima como el modelo de coeducación que establece la Ley” y otra, el derecho de este tipo de enseñanza a recibir ayudas públicas mediante conciertos educativos. Asegura el alto tribunal que el mandato legal todavía en vigor (la LOE) “descarta que la enseñanza separada por razón de sexo pueda acogerse al sistema de enseñanza gratuita de centros concertados sostenidos con fondos públicos” y recuerda al respecto la jurisprudencia en la que este tribunal se ha basado ya en otros casos. AGE y BNG pidieron ayer la dimisión del conselleiro.

Más información