El Cremona cumple 75 días de encierro por un aula infantil

El colegio de Alaquàs reclama una clase para las 20 familias que han pedido plaza

“La Generalitat debe cuidar lo público, y una manera de demostrar el cuidado de lo público sería dar un aula de tres años de entrada al Cremona”. Esa es la esperanza y el deseo de los padres y madres encerrados en el colegio Ciutat de Cremona, de Alaquàs, según lo expresa Javier Parrilla, presidente del AMPA del centro, que ha batido un récord en este tipo de protestas educativas. En la planificación para el próximo curso, la Generalitat ha suprimido tres aulas de educación infantil en el colegio. Con esta medida, se queda sin ninguna unidad escolar de tres años, la puerta de entrada al centro, a pesar de contar con demanda para completar esa clase de infantil.

Inicialmente, fueron 34 las familias que deseaban que sus hijos entraran en el Cremona, explicaba este lunes el Plataforma Colegio Cremona en un comunicado. Pero la consejería, argumentaba, consiguió “dividir a la comunidad educativa, presionando y confundiendo a estas familias y reducirlas a 20”. Defender el acceso de esos 20 niños de tres años al colegio es una de las principales razones de su movilización, explican.

“Hay 20 plazas sin cubrir en la localidad de Alaquàs y son 20 las familias que en sus solicitudes han expresado el deseo explícito de que sus hijos estudien en el Ciutat de Cremona como única opción a pesar de que no esté contemplada la línea en el arreglo escolar”. Estas políticas, añaden, no solo pone en peligro la suprevivencia del centro, sino tambièn la calidad educativa de la enseñanza pública”. Javier Parrilla añade que gracias al apoyo académico, social y político de más de 20 entidades han podido resistir estos 75 días.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50