Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez de Cabrils rechaza facilitar el padrón municipal a la Generalitat

El Ayuntamiento aprobó ceder el censo para la celebración de la consulta secesionista

El PP decide abandonar el equipo de gobierno del Consistorio para protestar contra la cesión, que considera "ilegal"

Una juez de Barcelona ha suspendido cautelarmente el acuerdo del Ayuntamiento de Cabrils de poner a disposición de la Generalitat los datos del padrón municipal y los instrumentos necesarios para la posible celebración de una consulta sobre el futuro político de Cataluña. En la primera resolución judicial ante los recursos presentados en este ámbito, la titular del juzgado contencioso administrativo número 2 de Barcelona cita a las partes el próximo lunes día 7 para que puedan alegar lo que consideren conveniente sobre el levantamiento o mantenimiento de la suspensión acordada.

El acuerdo, tomado por el pleno del ayuntamiento barcelonés el pasado 27 de marzo, fue recurrido por el jurista y presidente del partido Alianza Central Demócrata, Alejandro Rusiñol, y ahora la magistrada, a la vista de las alegaciones formuladas por la actora, aprecia "las circunstancias de especial urgencia que permiten la adopción de una medida cautelar inaudita parte". En este sentido, la juez estima la petición de la medida cautelar formulada por la actora y suspende el acuerdo del pleno municipal de Cabrils "por el que se dispone que el citado Ayuntamiento pondrá a disposición de la Generalitat de Cataluña los datos del padrón y los instrumentos legales, en caso de que se soliciten, para la celebración de la consulta sobre el futuro político de Cataluña, de acuerdo con el marco legal aprobado que ampara la citada consulta".

La juez Elsa Puig acuerda también emplazar a la Autoritat Catalana de Protecció de Dades, que emitió un dictamen sobre la cesión de datos del padrón para realizar la consulta en noviembre de 2014, "por si a su derecho conviniera comparecer como codemandada en el presente recurso". Finalmente, la magistrada cita a todas las partes a una comparecencia el próximo 7 de abril al mediodía para que en la sala de vistas del juzgado puedan alegar lo que consideren conveniente para levantar o mantener la suspensión acordada.

Como consecuencia de esta cesión, el PP de Cabrils ha comunicado, a través de su regidora Carme Torres, que deja el equipo de gobierno del Consistorio. Según Torres, "aquel Ayuntamiento que ceda el censo del padrón municpal para la consulta sobre la independencia comete una ilegalidad, ya que incumple la ley de protección de datos". La regidora ha asegurado también que "la alcaldesa está cometiendo una ilegalidad y lo sabe, y el Partido Popular no puede formar parte de un gobierno que no cumpla las leyes".

El grupo popular considera también que esta cesión tiene como objetivo "saber la ideología de los habitantes del municipio". Es, según Torres, por todas estas razones por las que han decidido romper el pacto con el que apoyaban a la alcaldesa de la localidad, Lina Morales,  "ante la deslealtad y la pérdida de confianza hacia la alcaldesa". Torres ha apostillado además que "cuando se signó el pacto, el acuerdo no contemplaba polémicas identitarias y se hizo para trabajar en beneficio de las prioridades del municipio".