Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y Junta hacen un frente común para preservar la aceitera Deoleo

La SEPI está a la espera de las ofertas sobre la productora andaluza

Susana Díaz firma en el libro de visitas de la feria agrícola de Estepa. Ampliar foto
Susana Díaz firma en el libro de visitas de la feria agrícola de Estepa. EFE

La venta del 31% de capital de Deloeo, la principal productora y comercializadora mundial de aceite de oliva español, ha movilizado a los Gobierno central y andaluz para impedir que la empresa se desmiembre y continúe teniendo en Andalucía su ubicación y núcleo decisión. Hasta siete ofertas se ha presentado por la compra de ese capital que hasta ahora estaba en manos de cuatro entidades financieras (Bankia, Mare Nostrum, CaixaBank y Kutxabank).

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, aseguró este viernes que los Gobiernos central y andaluz están trabajando “de la mano” para que Deoleo siga teniendo en Andalucía su centro de decisión. “Es fundamental que Deoleo siga siendo andaluza y española, aunque sabemos del interés de determinados fondos para hacerse con el control. Trabajamos con los principales accionistas de Deoleo junto el Gobierno de España”, señaló Díaz. El vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, pidió al Ejecutivo central una “dosis de valentía” para que la empresa aceitera no acabe en manos italianas. Una de las ofertas pertenece al Fondo Strategico Italiano, con capital 100% público.

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, aseguró que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) se mantiene a la espera de conocer el resultado final del proceso de venta del 31% del accionariado de Deoleo, al tiempo que rechazó que la compañía se divida. “Veremos cuáles son las ofertas que se seleccionan, vamos a saber primero qué accionistas tienen la decisión de vender, y a qué precio. Tenemos que ver precios y las posibilidades que tiene en este momento la SEPI de liquidez”, señaló.

Cañete afirmó que el Gobierno tiene una “sensibilidad especial” en un sector estratégico como el del aceite de oliva. “El Gobierno da una importancia extrema al sector, y más con una empresa emblemática, líder y española como Deoleo”, subrayó el ministro quien aseguró que ha hablado “con todos” los inversores que han presentado sus ofertas por la compañía. “Les hemos trasladado que nuestra voluntad es que la empresa tenga sede social en España, que no se desmiembre sus activos, porque tiene marcas líderes en el mercado americano que son básicas para exportar en Estados Unidos”, indicó.

“Queremos que los inversores no sean especulativos a corto plazo, sino que apuesten por un desarrollo empresarial de futuro”, señaló Arias Cañete.