Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA tendrá que pagar a los afectados por las subordinadas de Eroski

El banco podrá iniciar luego actuaciones contra el grupo de distribución

El juez Marcos Bermúdez ha reconocido que el pronunciamiento de la sentencia del pasado 27 de enero contra el BBVA sobre las subordinadas de Eroski es claro, completo y preciso. Así se hace constar en un autor dado a conocer este lunes y que deja sin efecto los dos anteriores de aclaración, con fecha 21 y 25 de febrero. Así, el banco deberá reintegrar a los propietarios de las subordinadas las cantidades que se constatan en los contratos, que quedan anulados. A su vez, los demandantes deberán devolver al BBVA las cantidades ya recibidas. Y a partir de ahí, que el banco y el grupo de distribución resuelvan sus diferencias.

A su vez, en base a la aclaración planteada por Eroski, Bermúdez dice que "el hecho de que se aluda a estos efectos indirectos de la nulidad de la comercialización" de las subordinadas "no implica en forma alguna que tales efectos reflejos se hayan ventilado en el seno del presente procedimiento" y por tanto "no pueden entenderse incluidos de ninguna forma en el fallo de la sentencia".

Para que no haya dudas, el juez recuerda que las subordinadas deberían ser anuladas, reitegrando Eroski a BBVA el importe de la inversión recibida, descontadas las cantidades ya entregadas en concepto de comisiones a este banco, o las retribuciones a los titulares. A partir de ahí, las discrepancias entre BBVA y Eroski en relación con la devolución de la inversión a los titulares, deberán resolverse "buscando acuerdos en atención a sus intereses y los pactos que les obliguen", o acudiendo, dice el auto de este lunes, "al juicio declarativo que corresponda".

En las conclusiones finales ahora conocidas, el juez añade una parte dispositiva en la que se desestima la demanda de quienes habían alcanzado un acuerdo extrajudicial, así como otros dos particulares porque no consta que sean clientes suscriptores del BBVA. Bermúdez precisa que en su sentencia del pasado 27 de enero resuelve "tres pleitos en uno" porque se había dado lugar a tres pronunciamientos y condenas distintos.