Un encapuchado mata a una tendera china en un atraco en Moratalaz

La policía detiene instantes después al supuesto autor, que se había llevado la caja registradora El hijo de la víctima, de ocho años, presenció el asalto

Dos agentes, en el exterior de la tienda regentada por chinos donde se cometió el homicidio.
Dos agentes, en el exterior de la tienda regentada por chinos donde se cometió el homicidio.SAMUEL SÁNCHEZ

Un atraco a una tienda de alimentación en el distrito de Moratalaz ha terminado a mediodía de hoy con la dependienta del establecimiento muerta, de 29 años y de origen chino, tras recibir un disparo en la frente, según ha informado un portavoz de Emergencias Madrid. El hijo de la víctima, de ocho años, ha presenciado todo lo ocurrido dentro del establecimiento. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido instantes después al supuesto autor del disparo, Israel R.R., de 37 años y con antecedentes por robo con violencia, que se había llevado la caja registradora.

Los hechos han ocurrido a las 15.15 en una tienda de alimentación llamada Salud, en el número 1 de la calle de Entre Arroyos, semiesquina a Arroyo de la Media Legua. A esa hora, un hombre vestido con una cazadora azul oscura y con la capucha puesta bajaba la calle. “Iba como dando tumbos y con un andar raro”, explicaba el cliente de un bar próximo. El hombre ha entrado en la tienda, que hace esquina, y ha sacado un revólver. Según las primeras investigaciones, ha pedido la recaudación, a lo que se ha negado la dependienta.

El hombre le ha descerrajado un disparo en la frente, lo que le ha producido la muerte prácticamente en el acto. Después ha pasado por detrás del mostrador y se ha apoderado del cajón con las monedas y los billetes de la máquina registradora. Delante de todo lo ocurrido, estaba el hijo de la víctima, de tan solo ocho años, que ha resultado ileso. El pequeño ha salido a la calle y se ha echado a llorar. “Hemos oído un fuerte ruido, pero no pensábamos que se trataba de un disparo. Después hemos visto salir a un hombre alto y delgado que iba muy deprisa y con algo en las manos”, ha destacado una testigo.

El atracador ha salido con cierta rapidez del establecimiento y ha huido por la zona peatonal de la calle, entre los edificios. Justo en ese momento han llegado varias patrullas a la zona, que han salido detrás de él. “Justo cuando pasaba a mi lado se iba quitando la capucha o el pasamontañas y lo ha tirado a la calle, mientras seguía andado a mucha velocidad”, ha añadido Ana Julia, otra testigo de la fuga. “Estoy con muchos nervios. Solo de pensar que me habría podido matar a mí... Cualquiera sabe lo que le estaba pasando por la cabeza”, ha destacado.

Los policías le han seguido hasta la plaza del Encuentro, donde le han arrestado. El supuesto autor se ha resistido y ha lesionado de carácter leve a tres agentes, en especial en las manos y en las muñecas. Estos se han incautado de la recaudación y del revólver utilizado en el asalto. El arma ha sido remitida al laboratorio de Balística de Policía Científica para determinar si ha sido utilizada en otros delitos. Fuentes de la investigación han destacado que al arrestado se le han intervenido algunas pastillas estupefacientes, por lo que no descartan que se trate de un toxicómano. Los agentes del Grupo VI de Homicidios, que se encargan de las pesquisas, están comprobando su nombre y sus antecedentes policiales.

Mientras, un médico internista que pasaba por la zona ha intentado practicar las maniobras de reanimación a la mujer hasta la llegada de los sanitarios del SAMUR, pero todo ha resultado en vano. La mujer ha fallecido en el acto, dada la cercanía a la que la han disparado y el calibre de la bala. “El cuerpo estaba tirado junto a la entrada de la tienda y había un charco de sangre junto a la mujer, que tenía la cara ensangrentada”, ha relatado un chico de 13 años, cliente habitual del colmado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El marido de la víctima, que ha acudido minutos después a la tienda, ha tenido que ser atendido por los psicólogos del SAMUR, que le han sedado ante el estado de nervios en el que se encontraba. También se ha acercado una amiga de la familia, que junto con el progenitor y los especialistas del SAMUR han comunicado el fallecimiento de la mujer al hijo. “No paraba de preguntar por su madre, porque no sabía exactamente que había muerto”, han explicado fuentes sanitarias.

Algunos vecinos de la zona han explicado que la tienda de alimentación Salud lleva abierta unos cinco años. Dedicada a la venta de todo tipo de productos de alimentación y de bazar, solía estar atendida por la víctima. En contadas ocasiones acudía el marido, según los clientes habituales. “Era una mujer muy buena, muy agradable y a la que daba gusto comprar”, ha comentado una vecina de la calle de Entre Arroyos.

Este el tercer homicidio que se registra en la región en lo que va de año, y al igual que en los dos anteriores, la víctima ha sido una mujer.

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS