Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputada por cinco delitos la mano derecha de Prat en Innova

Ester Ventura está acusada de malversación, prevaricación y delito societario

El caso Innova, en el que se investigan un largo listado de presuntas ilegalidades perpetradas en el conglomerado de empresas municipales de Reus (Baix Camp), ha acabado salpicando a Ester Ventura, mano derecha de quien fuera director del holding, Josep Prat, expresidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS). Ventura está imputada por cinco presuntos delitos: prevaricación, malversación, contra la Administración Pública, delito societario y delito de omisión del deber de perseguir delitos, informa el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Durante los pasados mandatos municipales Ventura fue una de las máximas ejecutivas de Innova, ocupando el cargo de directora económico financiera del conglomerado societario. Ventura es, además, la esposa del presidente de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet, alcalde de Vila-seca (Tarragonès) y hombre fuerte de Convergència i Unió en la provincia.

La Guardia Civil investiga la gestión creación y liquidación de la empresa Shirota

Ventura fue llamada a declarar como imputada en las diligencias previas de la pieza separada del caso Innova número uno, que se encuentra bajo secreto de sumario y que están investigando la Guardia Civil, la fiscalía y el juez, informa el TSJC. La declaración se produjo el 20 de junio, explican fuentes cercanas al caso.

En esta pieza separada, la justicia indaga la creación, gestión de los fondos públicos y liquidación de Shirota Functional Foods, una empresa de investigación nutricional fundada durante los pasados mandatos, cuando la ciudad era gobernada por el PSC, ERC e ICV.

Este periódico ha contactado en dos ocasiones con Ventura. En la primera, la pareja del presidente de la Diputación de Tarragona negó su imputación. Ayer se limitó a añadir: “Soy una técnica del Ayuntamiento de Reus, estoy casada con un político, pero no quiero saber nada de periodistas”. El Ayuntamiento de Reus argumentó que no comenta procesos judiciales.

Ester Ventura es pareja de Poblet, presidente de la Diputación de Tarragona

Shirota nació en 2007 para impulsar el parque de Tecnoparc, polo tecnológico de la ciudad. Sus fundadores fueron la empresa reusense de frutos secos La Morella Nuts (48%), el holding de empresas municipales de Reus Innova (40%), Tecnoparc Reus, SA (8%), la Universidad Rovira y Virgili (URV) (2%) y el hospital municipal Sant Joan de Reus (2%). Pese a no tener una posición mayoritaria en la empresa, el Ayuntamiento la avaló con tres millones de euros asumiendo todos los riesgos en la operación, motivo por el que están imputados como mínimo por los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y delito societario los 14 ediles que gobernaban la ciudad en ese momento, incluido el exalcalde, Lluís Miquel Pérez (PSC).

Shirota sobrevivió a base de créditos y subvenciones hasta que, al borde de la bancarrota, el actual Gobierno local, formado por CiU y PP, decidió hacer frente al aval cerrando la empresa. En paralelo, el juez ordenó en noviembre detener al exrector de la URV, Lluís Arola; al fundador de La Morella Nuts, Joaquim Barriach; y al exsecretario de Shirota, Xavier Gómez. Los tres están imputados por seis presuntos delitos, entre ellos blanqueo de capitales. La actual segunda teniente de alcalde de Reus, Teresa Gomis (CiU), también está imputada por las circunstancias que rodearon el cierre de la empresa. Carles Manté, presidente de Shirota, ocupó el cargo de director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), y fue detenido por la Guardia Civil en febrero del año pasado junto a Prat en una operación bautizada como Cirugía. Ambos se encuentran en libertad provisional acusados de una ristra de delitos.

Más información