Los médicos volverán a los tribunales si la privatización sigue adelante

La asociación AFEM acusa a la Consejería de Sanidad de haber hecho cálculos económicos que benefician a las concesionarias

La asociación de médicos AFEM anunció ayer que volverá a acudir a los tribunales para pedir una nueva paralización del proceso de privatización de la gestión hospitalaria si la supersala del Tribunal Superior de Justicia (TSJM) decide levantar la actual suspensión cautelar, vigente desde septiembre pasado. Los 50 magistrados de la Sala de lo Contencioso-Administrativo deben decidir, entre mañana y pasado, sobre siete recursos contrarios al plan privatizador del Gobierno regional. AFEM asegura que basaría su petición en los supuestos errores cometidos por la Consejería de Sanidad en los cálculos económicos y en las “afecciones” que la privatización supondría para la docencia y la formación de profesionales sanitarios.

El presidente de AFEM, Pedro González, explicó ayer en rueda de prensa los “errores” cometidos al calcular el coste por habitante de la asistencia sanitaria, un dato fundamental, puesto que la Comunidad de Madrid basa su apuesta por la privatización en la presunta reducción de costes que conllevaría. González mostró las conclusiones de un informe que recoge cómo las cápitas (cantidad por paciente) que se pagarán a las adjudicatarias se calcularon con los precios públicos de 2009, que son un 2% superiores a los de 2013. La diferencia —“que puede ser de millones de euros”, dijo, según recoge Efe— va en su beneficio, aseguró. Si los precios estuvieran mal calculados, se podría pedir la nulidad de los contratos, añadió.

El método de cálculo

La Consejería de Sanidad afirmó ayer que “desmiente tajantemente” que la liquidación de la actividad intercentros de los hospitales se hiciera de dos formas distintas, según un comunicado del director general de Gestión Económica de la Consejería de Sanidad, Jesús Vidart. AFEM asegura que los datos que usa la consejería para determinar el coste asistencial, basado en la media de los años 2011 y 2012, se han hecho con dos métodos distintos en cada ejercicio y que no son equiparables.

Vidart tildó de “falsas” las afirmaciones de AFEM, que asegura que Sanidad buscaba favorecer a las concesionarias de los hospitales. “Si los costes estuvieran minusvalorados, como dicen los facultativos de este sindicato, eso perjudicaría en todo caso a las propias concesionarias pues la cápita que se les pagaría sería menor”, indicó.

Sobre la firma

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción