El director de los Mossos encargó al Cesicat seguir a activistas

Prat ordenó la misión a través de un correo electrónico que envió al director general de Telecomunicaciones, Carles Flamerich

Edificio de Reus que alberga las oficinas del Cesicat.
Edificio de Reus que alberga las oficinas del Cesicat.josep lluís sellart

Un correo electrónico ha aclarado el origen de los seguimientos que el Cesicat hizo de activistas en Twitter. El polémico organismo, que vela por la seguridad de las telecomunicaciones de la Generalitat, recibió el encargo directamente del director general de la policía, Manel Prat. El 24 de febrero de 2012, Prat envió, presuntamente, un correo al director general de Telecomunicaciones y responsable de Cesicat, Carles Flamerich: “Ahora te los he marcado con negrita”.

Al correo le acompaña un documento con una relación de perfiles “muy activos”, señala, “en relación con el movimiento 15-M, la huelga de TMB y otros que la próxima semana se utilizarán mucho de cara al GSMA”, o sea el congreso mundial de móviles de Barcelona. Flamerich reenvió el correo a un experto informático que colaboraba con él: “Nos tenemos que centrar en lo que nos dicen...”. Ese informático ha decidido difundir el correo de Prat entre periodistas, diputados del PP y Ciutadans y altos cargos del Gobierno; entre ellos, el mismo Prat.

Entre los perfiles que, según el director general, debían someterse a un especial seguimiento figuran el periodista Jesús Rodríguez, los activistas Esther Vivas y Manu Simarro y colectivos como el de Iaioflautas. Ni el Departamento de Empresa —del que depende el Cesicat— ni el de Interior quisieron valorar ayer la autenticidad de los correos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50