_
_
_
_

PSC, PP y Ciutadans abominan del pacto

El líder del PSC dice que "así no vamos a ninguna parte" y Ciutadans exige una respuesta "democrática, firme y contundente" de las Cortes

Pere Navarro, líder socialista.
Pere Navarro, líder socialista.Massimiliano Minocri

Los partidos catalanes contrarios a la consulta (PSC, el Partido Popular y Ciutadans), que suman 48 diputados sobre 135 del Parlament salieron ayer en tromba para censurar el acuerdo de celebración del referéndum de autodeterminación. Pere Navarro, líder del PSC, reiteró que la consulta no se llegará a celebrar nunca al no haber sido pactada entre Mariano Rajoy y el de Artur Mas. “Así no vamos a ninguna parte. Sin acuerdo no habrá consulta y sin diálogo no va a haber solución”, garantizó el líder del PSC. El líder socialista afirmó que el pacto será “un hito más en el largo callejón sin salida en el que Mas se ha situado tras su apuesta fallida” de su convocatoria electoral de hace un año, cuando perdió 12 diputados.

El acuerdo sobre la consulta ha acabado por enrarecer aún más las ya tensas relaciones entre el PSC e Iniciativa per Catalunya (ICV-EUiA). Navarro acusó a los ecosocialistas de haber provocado una gran satisfacción en el mundo independentista. Y no solo eso: les recriminó que, con el pacto, permitirán aprobar “los Presupuestos antisociales” en la próxima sesión en el Parlamento catalán. También recriminó que ese acuerdo no se haya alcanzado en el seno de la comisión parlamentaria del derecho a decidir, en la que sí participa el PSC.

En su análisis, el líder socialista mostró su convencimiento de que el PP estará “encantado” con el acuerdo porque le da pie “a encerrase en sus posiciones”. No dio precisamente esa sensación Alicia Sánchez-Camacho, la líder del PP en Cataluña. La senadora avisó a Mas de que no aceptarán “ningún chantaje”, de “haber dinamitado” los puentes de diálogo y de “mentir” a la ciudadanía al insistir en su hoja soberanista cuando sabe con certeza que la consulta no se celebrará.

Camacho fue más allá que Rajoy y contestó así cuando se le planteó si el Gobierno podría suspender la autonomía de Cataluña: “Los pasos están escritos en la Constitución. Pero falta que convoque la consulta y no lo hará”. Jordi Cañas, portavoz de Ciutadans, pidió al Congreso una respuesta “firme y contundente” al tiempo que vaticinó que la democracia saldrá “fortalecida” de esta “crisis política”. “La consulta no se realizará”, abundó el diputado, quien mostró su confianza en que “no se llegue al punto de tener que suspender la autonomía”.

Camacho cargó a la par contra Unió e Iniciativa al considerarlos cómplices de la culminación del proceso. Pero Herrera se mostró especialmente estupefacto por el ataque que le dirigió el líder del PSC al acusarle de permitir los Presupuestos de Mas. “Que no se ponga nervioso. En política se pueden hacer muchas cosas pero no mentir”, dijo Herrera. “Iniciativa ha sido el partido que más oposición ha hecho contra los recortes sociales, el que más enmiendas ha presentado contra los Presupuestos”, afirmó el ecosocialista, que en 2010 firmó con CiU el pacto de investidura de Mas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_