Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de Navantia mantiene sus protestas pese al anuncio de un encargo

El Gobierno cifra en 300.000 euros el coste de los daños durante las manifestaciones

Un trabajador de Navantia, en una protesta del pasado mes de noviembre. Ampliar foto
Un trabajador de Navantia, en una protesta del pasado mes de noviembre.

Las protestas de astilleros se mantienen en la bahía de Cádiz. Los operarios conservan la presión de sus movilizaciones por encima de los anuncios de Gas Natural, saludados por el PP de Cádiz como una absoluta realidad, de que se plantea construir un gasero y encargárselo a las factorías públicas españolas. El anuncio no convence porque no hay firma alguna, no se establece plazo y supone en la práctica la confirmación de que otros cuatro gaseros que podían haber hecho las plantas navales de esta compañía pública hayan ido a parar a Asia. Las movilizaciones, que iban a basarse en un encierro en las instalaciones, han derivado en destrozos en el puente José León de Carranza, aunque los sindicatos han negado su vinculación con esos actos.

El encierro se mantendrá hasta las siete de la mañana. Es una manera de decirle al Gobierno central que los operarios no se conforman con el anuncio realizado por Gas Natural en el que planteaba la posibilidad de firmar un quinto gasero. El subdelegado del Gobierno, Javier de Torre, y los dirigentes del PP de Cádiz creen que los operarios de Navantia deberían estar contentos por el quinto gasero ya que, según ha dicho, “es la primera carga de trabajo que se anuncia en tres años”. El PP, como viene haciendo en el último año, ha vaticinado que pronto llegarán buenas noticias, que pueden pasar por la contratación de un petrolero para la mexicana PEMEX o el mantenimiento de la flota estadounidense que va a llegar a Rota por el escudo antimisiles de la OTAN.

Pero los sindicatos mantienen sus protestas. Nada de lo anunciado le satisface. “El PP ha querido descorchar las botellas pero no nos ha invitado ni a brindar”, se ha quejado el presidente del comité intercentros, José Antonio Oliva. La semana que viene está prevista una reunión entre los comités y la cúpula del PP de Cádiz. Este jueves, el Parlamento aprobó una declaración institucional de apoyo al sector público naval gaditano.

Al encierro se añadieron hogueras dentro de las instalaciones. Pero, pasados unos minutos, seis encapuchados accedieron a la carretera, la llenaron de piedras y tiraron señales de tráfico. El acceso al puente José León de Carranza, una de las dos únicas vías para acceder a la capital gaditana por carretera, quedó nuevamente cortada solo horas después de haberse abierto al tráfico.

El subdelegado del Gobierno, Javier de Torre, ha hecho balance y ha asegurado que, en lo que va de año, los actos vandálicos en estas protestas han ocasionado a las arcas públicas una merma de casi 300.000 euros. “Es dinero que tenemos de detraer de partidas que podríamos haber utilizado para arreglar otras carreteras”, lamenta. Los sindicatos vienen insinuando en las últimas semanas que la Subdelegación del Gobierno tarda un plazo superior al necesario para reparar el puente para que la sociedad gaditana, víctima de los atascos que conlleva la avería en el carril reversible, se vuelva en contra de los intereses laborales de los trabajadores de astilleros.