Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta pretende reducir la polución junto al Polo Químico de Huelva un 18%

El plan de calidad del aire prevé bajar un 5% la polución general en la ciudad y sus alrededores

Una de las industrias ubicadas en el Polo Químico de Huelva. Ampliar foto
Una de las industrias ubicadas en el Polo Químico de Huelva.

El Gobierno andaluz se ha marcado el reto de acabar con los impactos negativos de la contaminación atmosférica en Huelva y su área metropolitana. Para cumplir ese objetivo, la Junta se ha comprometido en los próximos dos años a reducir en un 5.3% los niveles de contaminación en general y en un 18.2% en los puntos críticos, como en las zonas más próximas al complejo industrial conocido como Polo Químico.

La actuación es la respuesta que da la Administración andaluza al resultado de las evaluaciones acometidas en el periodo 2003 a 2010. Esa medición arrojó el peor dato en 2007, año en el que se llegó a superar en la zona industrial hasta en 67 ocasiones los valores máximos diarios para las partículas finas (partículas menores de diez micras (PM10).

El delegado de la Junta en Huelva, José Fiscal, aclaró, no obstante, que ningún otro contaminante (dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, benceno o monóxido de carbono) superó los niveles máximos que establece la normativa en materia de medio ambiente. En 2009 y 2010 se observó, según el estudio, un descenso notable en las partículas finas sin que se sobrepasara el límite en ninguna de las estaciones de la zona.

En la actualidad se puede afirmar, según la Junta, que la calidad del aire está dentro de los parámetros legales. José Fiscal reiteró que los niveles actuales registrados en la zona industrial son equiparables a los “del conjunto de Andalucía”.

Las actuaciones para el control del aire engloban una superficie de 1.071 kilómetros cuadrados y agrupa a una población de 231.000 personas. Abarca los términos municipales de Huelva, y el área Metropolitana: Moguer, Palos de la Frontera, Niebla, Punta Umbría, Aljaraque, Gibraleón y San Juan del Puerto.

La contaminación atmosférica en Huelva procede en un 60% de la actividad industrial (química, petroquímica, papelera y energética) El resto, corresponde al tráfico y al polvo ambiental que en ocasiones procede del Sáhara, entre otras fuentes contaminantes.

El plan de mejora de la calidad del aire se activa tres años después de que se haya elaborado las tareas de control y de vigilancia pero la Administración argumenta que las redes de control siguen recabando datos en la actualidad. El plan de calidad del aire también propone que los niveles máximos de contaminación se asemejen a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. “Es verdad que hay en unas ocasiones y en otras no, los niveles que aconseja la Organización Mundial de la Salud de determinadas sustancias no se corresponden con los niveles legales y por ello nosotros aspiramos a que los niveles de contaminación estén mucho más cerca de lo que aconseja la Organización Mundial de la Salud que lo que está establecido legalmente”.

El documento contempla medidas encaminadas a reducir las emisiones en las industrias y también a aminorar el tráfico en la ciudad y al fomento de la bicicleta además de mejorar los espacios públicos a través de la creación de zonas verdes y la promoción del empleo de combustibles respetuosos con el medio ambiente en las flotas de vehículos municipales. E igualmente prevé el respaldo para aquellas inversiones en proyectos de ahorro y eficiencia energética o el establecimiento de inversiones en la planificación urbanística y de obras públicas, así como desarrollar campañas de concienciación ciudadana.