Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASO RAVAL

Espadaler baraja “anular” la suspensión a los ‘mossos’ del Raval

El consejero defiende la actuación policial en el Parlament y ve “improbable” que se mantengan las imputaciones

El consejero de Interior, Ramon Espadaler, a su llegada al Parlament. Ampliar foto
El consejero de Interior, Ramon Espadaler, a su llegada al Parlament.

El consejero de Interior, Ramon Espadaler, advirtió ayer al empezar su comparecencia que no sabía si le iba a dar tiempo de contar todo lo que concierne a la muerte de Juan Andrés Benítez, tras una brutal reducción policial, el 5 de octubre. Pero a pesar de eso, gastó media hora de su intervención parlamentaria para desglosar los datos de delitos, faltas, detenciones en Ciutat Vella, para concluir que las cifras les dan la razón: se está haciendo un “buen trabajo” en esa comisaría porque los hechos penales se han reducido. “¿Pueden servir estos datos como cortina de humo? La respuesta es claramente no”, dijo luego, pero ya lo había hecho.

Bajo la estupefacción de la oposición, que le reprochó el alarde de cifras, Espadaler volvió ayer a defender la presunción de inocencia de los ocho agentes imputados por la muerte de Benítez. Y advirtió que no descarta “anular las medidas” cautelares —están apartados— a los agentes, en “función de cómo avance el proceso judicial”. A su entender, es “improbable” que la juez mantenga todas las imputaciones.

Seis agentes se han negado a declarar ante la División de Asuntos Internos

“Confiamos en el buen hacer de los mossos en su actuación”, repitió Espadaler, a pesar de haberles apartado. Ya entrados en la reducción y posterior muerte de Benítez, el titular de Interior se refirió únicamente a los testigos que relataron que el empresario estaba fuera de sí, que parecía drogado, que sangraba tras pelearse con un vecino, y que agredió a una agente de la policía catalana. “No me parece idóneo que use los atestados solo para aquello que le interesa”, le reprochó el diputado de la CUP David Fernández.

Espadaler se vio obligado también a explicar por qué la División de Asuntos Internos ha tardado un mes casi en tomar declaración a los implicados en la reducción. Seis de ellos, según contó, se han acogido a su derecho a no declarar. Las primeras investigaciones de Asuntos Internos, en base a los atestados y las declaraciones policiales, concluyeron que no había “irregularidades”, dijo. Y así quedó el caso, hasta que el 23 de octubre EL PAÍS divulgó las imágenes de la brutal reducción, en la que se observan rodillazos, patadas y puñetazos. Entonces se abrió la información reservada, admitió el consejero, que definió lo que en ellas se ve como una “detención ciertamente compleja”. A pesar de eso, descalificó de nuevo el informe del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), que concluye que un agente propinó cinco puñetazos en la cabeza a Benítez, lo que les implicaría directamente en la muerte, a tenor de la autopsia provisional, que concluye que el empresario murió fruto de golpes en la zona “craneo-facial”. Espadaler también tachó de “no anecdótico” el error de transcripción por parte de CNP de la llamada de Benítez a la Guardia Urbana, en la que él dijo “estoy sangrando” y los policías reprodujeron como “se están quedando”.

La oposición pide de nuevo el cese del director de la policía, Manel Prat

Una parte de la intervención del consejero fue una dura crítica a medios de comunicación y opinadores. “Lo que nos jugamos es la seguridad”, dijo. Y afirmó que “incluso si hubiese condena, sería un hecho aislado y excepcional” en los Mossos. La oposición respondió en tromba, criticando los diversos puntos negros del 1001 caso Raval, más allá de los golpes en la reducción: que los agentes limpiasen la mancha de sangre del suelo, que una testigo francesa borrase las imágenes tomadas ante una mossa, que el SEM tardase en atender a Benítez o que Asuntos Internos no interrogase a los agentes hasta casi un mes después… A lo que Espadaler respondió defendiendo de nuevo al cuerpo. Solo criticó la gestión comunicativa del caso, de lo que asumió toda la responsabilidad.

ICV- EUiA, PSC y PP pidieron de nuevo el cese del director de la policía, Manel Prat, que asistió a la comparecencia. E incluso el diputado de iniciativa Jaume Bosch pidió por primera vez la dimisión de Espadaler. Los grupos concluyeron pidiendo al consejero que reaccione, y que “tome las riendas” de Interior.

Más información