Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FIN DE RTVV

Fabra recupera por decreto el control de RTVV

El presidente nombra nuevo director general sin contar con el Parlamento

Los empleados triplican la audiencia con programas críticos

Los trabajadores de Canal 9 seguían ayer con sus funciones. Ampliar foto
Los trabajadores de Canal 9 seguían ayer con sus funciones.

El presidente valenciano, Alberto Fabra, aprobó ayer un decreto ley con carácter extraordinario para recuperar el control de Radio Televisión Valenciana (RTVV), autogestionada por los trabajadores desde el pasado miércoles. La medida, calificada de golpe de mano y fraude de ley por parte de la oposición, permite al Gobierno valenciano nombrar director general y cubrir las vacantes del consejo de administración de RTVV sin contar con el Parlamento, tal y como establecía hasta ayer mismo la norma.

En una jornada frenética, Fabra tuvo que convocar a su Gabinete a dos reuniones extraordinarias para recuperar el control sobre los contenidos de RTVV. Nou (antes Canal 9) y Nou Ràdio (antes Ràdio 9) estaban gestionadas desde el pasado miércoles por los propios trabajadores. Una decisión motivada por la dimisión de Rosa Vidal como directora general y su equipo directivo y por la renuncia de todos los consejeros del PP en la empresa pública, disconformes con la decisión de Fabra de cerrar RTVV tras un fallo judicial que obliga a la Administración valenciana a readmitir al millar de trabajadores despedidos.

La reunión extraordinaria del Gobierno valenciano se precipitó tras conocerse que los cuatro miembros del consejo de administración de RTVV, nombrados por los partidos de la oposición, se habían reunido para cubrir el vacío de poder.

Así, el Ejecutivo de Fabra ordenó un incremento de las medidas de seguridad dentro y fuera de las instalaciones de RTVV, incluidos registros a los empleados, para evitar la salida de documentación y se reunió para aprobar el decreto, que se publicó inmediatamente en una edición extraordinaria del Diario Oficial de la Comunitad Valenciana.

Tras la publicación, los consejeros fueron convocados nuevamente a una segunda reunión de urgencia para nombrar a Ernesto Moreno, un técnico de gestión cultural, como nuevo director general de RTVV y a cuatro personas de probada fidelidad (José Serralda, Bartolomé Orozco, Vicente Burgos y Luis Bertomeu), para cubrir las vacantes en el consejo de administración del ente.

Nombramientos que fueron publicados a primera hora de la noche en una tercera edición extraordinaria del diario oficial para permitir que Moreno, que fue gerente del Palau de les Arts de Valencia, tome hoy mismo las riendas de RTVV.

El vicepresidente y portavoz del Gobierno valenciano, José Ciscar, explicó que con estos nombramientos "se restablece la normalidad" y se acaba con la "situación de ingobernabilidad" que ha reinado durante las últimas 48 horas en RTVV.

"El director general tiene competencias sobre el personal y la programación", recalcó Ciscar, que admitió que el Gobierno valenciano pidió en la noche del miércoles que se levantase acta notarial de la programación de Nou (antes Canal 9) al considerar que se estaba incumpliendo el contrato programa.

La tensión política se dispara tras el anuncio del cierre de la televisión

Lo cierto es que desde que los trabajadores se hicieron cargo de la programación, ya en la noche del martes en plena situación de desconcierto, la audiencia de Nou se ha triplicado.

Con medias de audiencia que no superaban el 3% de share desde hacía años, la programación especial realizada tras el anuncio del cierre de RTVV ha llevado a la televisión valenciana a cuotas superiores al 9%. Y el debate organizado, con representantes de todos los partidos políticos (PP incluido) para abordar la decisión del cierre en la noche del miércoles logró un share del 13,7% en horario de prime time, con una audiencia de 322.000 personas, según la firma de medición Kantar Media.

Con la leyenda en pantalla de #RTVVnoestanca (RTVV no se cierra), los empleados de la empresa pública han dado voz a miembros de la oposición y representantes de numerosos colectivos cívicos vetados desde hace décadas en Canal 9.

Con estos nombramientos se acaba la situación de ingobernabilidad

José Ciscar

Ayer, los casi 1.700 empleados que serán despedidos si Fabra ejecuta el cierre anunciado en RTVV recibieron la solidaridad de la Federación de Asociaciones de la Prensa (FAPE), que reclamó al presidente de la Generalitat una solución negociada. En varias ciudades valencianas, y también en Barcelona, se registraron concentraciones de apoyo a la plantilla.

En medio de este ambiente, el clima político se fue enturbiando a medida que pasaban las horas. Fabra convocó una reunión de la Junta Directiva Regional del PP para cerrar filas y evitar la existencia de fisuras internas provocadas por la decisión de cerrar RTVV. Una medida que cuenta con el aval del Gobierno, según afirmó el presidente de la Generalitat.

Los trabajadores de la Radio Televisión Valenciana fueron registrados este jueves cuando accedían a las instalaciones.

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, acusó al Gobierno valenciano de "dar un golpe de mano y generar un estado de excepción" por modificar la ley de RTVV sin contar con el Parlamento.

El portavoz de Compromís, Enric Morera, que coincidió con el presidente de la Generalitat en la clausura de un congreso de agricultores, increpó a Fabra tras conocer la publicación del decreto ley. "Este golpe de Estado no te saldrá gratis", le advirtió el diputado, que abandonó el acto sin escuchar al presidente.

En las Cortes, el parlamentario de Esquerra Unida Ignacio Blanco mantuvo una tensa discusión con el vicepresidente Ciscar, responsable del plan para reestructurar RTVV. Ciscar aseguró que el coste de readmitir al millar de trabajadores despedidos supondría gastar 228 millones de euros en RTVV hasta final de legislatura.

Blanco acusó al PP de aprobar un decretazo "cuestionable jurídicamente" e "indecente políticamente" para controlar los citados medios de comunicación. Mientras, los manifiestos de toda clase colectivos sociales contrarios al cierre de RTVV se fueron acumulando a lo largo del día. Los trabajadores han convocado mañana manifestaciones en las tres capitales valencianas.

Más información