Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento deja la puerta abierta al ‘fracking’ en espacios naturales

La Cámara solo las veta cuando resulten "incompatibles", pese a que Álava pedía la prohibición

La puerta del fracking (el sistema de fractura hidráulica para la extracción de gas del subsuelo) sigue abierta en Euskadi. El Parlamento ha aprobado la modificación de la Ley de Conservación de la Naturaleza del País Vasco, que no prohíbe de forma expresa la exploración y explotación de hidrocarburos mediante el fracking en los espacios naturales protegidos como solicitaban las Juntas Generales de Álava sino que veta las actividades extractivas que resulten "incompatibles" con valores ambientales.

Pese a que las Juntas Generales de Álava solicitaban una modificación de la ley para establecer la prohibición del 'fracking' y de cualquier explotación minera, a cielo abierto o subterránea, dentro de terrenos de espacios naturales protegidos, entre el PNV, el PSE, el PP y UPyD le han tumbado el argumento.

Bildu cree que se están

protegiendo los

intereses de unos pocos

Estos grupos ya rechazaron el pasado mes de septiembre la petición de las Juntas con la aprobación del dictamen de la ponencia que ha debatido sobre la proposición de ley que contempla una modificación del artículo 17 de la Ley de Conservación de la Naturaleza del País Vasco, que establece que dentro de los límites de los espacios naturales protegidos y sus zonas de afección se prohibirán las actividades extractivas que resulten "incompatibles" con los valores ambientales que se protegen. Además, establece que serán los instrumentos de gestión de planificación o de gestión de cada espacio natural protegido los que determinen la incompatibilidad de dichas actividades extractivas con los valores medioambientales y los criterios de protección de dichos espacios.

Los socialistas creen

que se corrige un error anterior

El texto precisa que si fueran compatibles dichas técnicas con los valores ambientales, los proyectos se someterán a la perceptiva evaluación de impacto ambiental. El parlamentario de EH Bildu Dani Maeztu ha criticado que el texto aprobado no prohíbe sino que "condiciona", y ha responsabilizado a PNV, PSE y PP de "dejar la puerta abierta para posibilitar el fracking en espacios naturales y en las canteras". "Están protegiendo los intereses económicos de unos pocos para perjudicar a los ciudadanos y al medio ambiente", ha denunciado.

El parlamentario del PNV Luis Tellería ha defendido que el texto atiende a la petición de las Juntas alavesas, ya que "se prohíben las actividades extractivas en los espacios protegidos, al igual que el resto de usos incompatibles con los valores medioambientales que se pretenden proteger". En este sentido, ha explicado que la ley presentada por las Juntas "no prohibía la extracción de gas si se utilizaban técnicas diferentes al fracking por dañina que fuera", y ha explicado que el texto aprobado este jueves "permitirá prohibir todas las técnicas y evita que se tenga que hacer una ley cada vez que salga una técnica nueva". 

La parlamentaria del PSE Natalia Rojo ha defendido que la modificación de ley "corrige un error anterior y completa el texto para mejorarlo" y ha asegurado que el dictamen aprobado "cierra las puertas a las actividades económicas que dañen de forma irreparable lasa zonas protegidas y a quienes aprovechan los recovecos legales para lucrarse sin preocuparse por el impacto generado, así como a quienes no asumen la totalidad de las garantías adicionales en materia medioambiental que se incluyen".

La popular Carmen López de Ocáriz ha explicado que la iniciativa de las Juntas "contraviene" jurisprudencia del Tribunal Constitucional y cree que en el texto aprobado este jueves "queda meridianamente claro que dentro de los limites de espacios naturales protegidos y sus zonas de afección, serán los propios instrumentos de planificación y gestión los que determinen si una determinada técnica es compatible o no con valores ambientales que se protegen". Por último, el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha explicado que, aunque la modificación aprobada no recoge una "prohibición taxativa" del uso del fracking si la condiciona "suficientemente" y es "jurídicamente más segura".