La víctima del Raval era un empresario que tenía dos tiendas en el Eixample

Amigos y vecinos del hombre piden que se aclare la actuación de los Mossos

Una mujer mira la foto de Benítez, frente a su casa.
Una mujer mira la foto de Benítez, frente a su casa.Estefanía Bedmar

Dos amigos de Juan Andrés Benítez, de 50 años, empezaron a pensar que algo malo le había pasado el martes. Llamaban a su móvil, y estaba apagado, y desde el sábado no pisaba ninguna de las dos tiendas que poseía en el Eixample. Así que optaron por acercarse a su casa, en el número 16 de la calle de Aurora, en el barrio del Raval. Allí, Juan Carlos y Luís confirmaron sus peores temores: periodistas y vecinos hablaban de la muerte de un hombre tras una trifulca justo delante de donde vivía Benítez. Después de un periplo por el hospital, la Ciudad de la Justica y la comisaria, confirmaron lo que era casi una certeza: la víctima de esa pelea era su amigo.

Benítez falleció la madrugada del domingo en el hospital Clínic, después de una polémica intervención policial. El hombre era un empresario del llamado Gaieixample, donde regentaba las tiendas Mi Tropa y American Men. De origen sevillano, llevaba una década en Cataluña, donde llegó después de una temporada en Londres. Formaba parte de la Asociación de Empresas para Gays y Lesbianas, y su presidente, Joan Igual, ya ha avanzado que piensa pedir explicaciones “a todo el mundo”.

Benítez protagonizó la noche del sábado un violento incidente con un vecino, Elías, con el que acabó a puñetazos después de, según la versión de este, amenazar de muerte a su mujer. Ambos no se conocían de nada. Según varios vecinos y los mossos, Benítez estaba muy violento, excitado y nervioso. “Pero la policía vino a hacer un atestado y el atestado acabó en esto”, lamentó ayer su amigo Néstor, delante de la casa de Benítez, donde a las siete de la tarde sus allegados y vecinos le rindieron un pequeño homenaje con flores, velas y música. Según relataron diversos testigos, los Mossos d’Esquadra llegaron al Raval cuando la pelea había acabado. Los vecinos habían separado a Elías y a Benítez y se disponían a identificarlos a ambos, cuando estalló de nuevo el conflicto. Según contaron a este diario Elías, Maria Luisa y Liberto, todos testigos de lo sucedido, Benítez hizo amago de irse y golpeó a una agente que intentó impedirlo. En ese momento, varios policías le redujeron, cayeron al suelo, y Benítez se desmayó. El SEM le trasladó ya crítico al Clínic. Otros vecinos, como Juan Pablos Santos y Edi Emilov, aseguran que los policías le dieron una paliza. El juzgado de instrucción 20 de Barcelona ha abierto una investigación para aclarar lo ocurrido.

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS