Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL POLÉMICO MEGACASINO

Fumata negra para Eurovegas

La decisión del Gobierno de Rajoy de no modificar la ley antitabaco “en el momento actual” choca con las exigencias de Adelson de que se pueda fumar en sus casinos

Sheldon Adelson, Ignacio González y la esposa del empresario. Ampliar foto
Sheldon Adelson, Ignacio González y la esposa del empresario.

En sus casi dos años de estancia en La Moncloa Mariano Rajoy ha recibido en dos ocasiones a Sheldon Adelson. El presidente del Gobierno otorgó de esta forma un trato al magnate de los casinos y principal accionista de Las Vegas Sands a la altura de muy pocos, digno de jefes de Estado o barones autonómicos. Los dos encuentros entre el dirigente del PP y el empresario estadounidense se centraron en un asunto prioritario, y no negociable, para la 15ª fortuna mundial: que en Eurovegas se pueda fumar como ya ocurre en sus casinos en Estados Unidos, China y Singapur. Una opción que apoya la Comunidad de Madrid y por extensión los responsables del PP regional.

A cambio, Eurovegas supondría una inversión de 17.000 millones de euros (6.000 en la primera de sus tres fases, que estaba previsto acabar inicialmente para 2017, para cuando se construirían cuatro hoteles y dos casinos). En contra de lo que esperaban en el PP regional, la tibieza del Gobierno estatal torpedeó ayer una vez más las expectativas de Ignacio González para acelerar un proyecto en el que el Ejecutivo autonómico sigue sin tenerlas todas consigo.

El grupo parlamentario de UPyD en el Congreso de los Diputados solicitó al Gobierno el pasado mayo que le respondiera por escrito “sobre las modificaciones de la Ley 42/2010 de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco en relación a Eurovegas”. El Ejecutivo afirmó —con fecha 31 de julio y entrada en el registro de la Cámara el 29 de agosto— que “en el momento actual no tiene prevista ninguna propuesta a efectos de modificación de la ley” que ordena y restringe el consumo de tabaco, en una respuesta redactada de tal manera que deja abierta, dada su ambigüedad, la posibilidad de cambios en el futuro.

“El Gobierno, a través del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, tiene como prioridad principal la promoción de la salud de los ciudadanos y de la prevención de las enfermedades producidas por el tabaquismo”, concluyó la explicación, de dos párrafos.

“El principal escollo que en estos momentos tiene el proyecto de Eurovegas es la ley antitabaco. A nosotros nos parece que modificarla para abrir pequeños resquicios para favorecer a unos pocos sería un enorme paso atrás en un asunto que afecta de tal manera a la salud, siendo una causa elevadísima de muertes”, reflexionó tras conocer la respuesta Luis de Velasco, portavoz magenta en la Asamblea de Madrid.

Tras conocer la réplica del PP en el Congreso, la Comunidad insistió en la necesidad de acometer un cambio en la normativa del tabaco. Así lo expresó el número dos del Ejecutivo madrileño, Salvador Victoria, para el que su modificación “sería bueno”. El portavoz y consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno regional desvinculó de paso la reciente derrota de la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2020 de Eurovegas. “Hablamos de un proyecto que tiene un horizonte de 50 años y pretende convertir la región en el centro de convenciones de empresas, turismo y ocio más importante del sur de Europa”.

La respuesta del Gobierno que encabeza Rajoy colisiona frontalmente con las previsiones del Gobierno autonómico. Pese a las resistencias iniciales dentro del propio equipo de La Moncloa, el barón popular confiaba en que no habría problemas para la reforma de la ley antitabaco. Así lo daba a entender el cambio que experimentó el discurso de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. “España necesita inversores y creación de empleo”, observó a mediados de mayo frente a sus negativas a tocar la ley de los meses anteriores.

A finales de ese mes González ya barruntaba, sin referirse al tabaco de forma implícita, que la reforma del Estado estaría lista para el mes de julio. “No tenemos competencias en materia de tabaco, pero estoy convencido de que no se va a dejar perder un proyecto de semejante inversión. Creo que tendrá una rápida solución”, recalcó. Según los cálculos del presidente regional, para julio estarían resueltas las “reformas legales pendientes” que corresponden al Estado para dar el impulso necesario al proyecto de Las Vegas Sands.

El gesto de la compañía a finales de julio, cuando presentó tras tres meses de demora su proyecto de Eurovegas, alivió a la Comunidad y dio a entender que el proceso seguía su curso. Andrew Tottenham, director general de Las Vegas Sands Corporation para Europa, entregó una carta personal de Adelson y dos tomos de 326 páginas en las que la empresa desgranaba el proyecto que propone levantar en 750 hectáreas del distrito norte de Alcorcón. Así lo interpretó el Gobierno regional, que afrontaba el horizonte con optimismo.

El posicionamiento de los responsables estatales devuelve la incertidumbre a la operación, a lo que ya contribuyó el propio González en el debate del estado de la región, en el que dejó abierta la posibilidad de que Eurovegas no prosperase. En este sentido, el Ejecutivo madrileño sostiene que ha cumplido todos los requisitos de Adelson y remite a los flecos pendientes por parte del Gobierno de Rajoy.

Mientras, el tiempo pasa y cada vez está más cerca diciembre, mes en el que se pretende colocar la primera piedra de Eurovegas o en enero a más tardar. La parálisis que atenaza al proyecto la resume la siguiente frase de Michael Leven, el número dos de Adelson: “Hacen falta dos para bailar un tango, uno solo no basta”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram