Catalá plantea reformar el centro que se opone a dispersarse

El Sant Joan de Ribera pasaría un curso en barracones Alcalde y consejera se reunirán de nuevo la semana que viene

La solución para los alumnos del colegio público Sant Joan de Ribera de Burjassot puede estar un poco más cerca tras la reunión que mantuvieron ayer la consejera de Educación, María José Catalá, y el alcalde del municipio, Jordi Sebastià, de Compromís. Durante el encuentro, la consejería descartó hacer un edificio nuevo y propuso una rehabilitación “lo más completa posible” del actual. Sebastià concretó que consejería ofrece “no un colegio nuevo, pero sí uno reformado, con nuevas unidades, en el plazo de un curso”.

De acuerdo a este hipotético plan, el Consistorio se ocuparía del derribo y allanamiento del edificio anexo al colegio, ya adquirido en su momento para la ampliación del centro. Al mismo tiempo, Educación realizaría la rehabilitación en profundidad del viejo centro. Esta posible solución permitiría que los alumnos pasaran tan sólo un año en aulas prefabricadas y estrenar nuevo colegio en septiembre de 2014.

Al respecto, el alcalde afirmó que el Ayuntamiento sí que otorgaría la licencia de rehabilitación si se pidiera en términos de “rehabilitación integral del edificio”, tal y como exigen los resultados de un informe técnico independiente por el que fue declarado “en ruina económica”.

Sebastià indicó que el próximo lunes trasladará la propuesta al resto de su equipo de gobierno (Compromís, PSPV-PSOE y EUPV) y a los padres de los niños, para adoptar una decisión. A lo largo de la semana que viene Ayuntamiento y Educación volverán a reunirse para seguir negociando una solución.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción