Acampada en Burjassot por un nuevo colegio que Educación pospone

Padres y alumnos rechazan que se disperse a los estudiantes El alcalde y la consejera de Educación se reunirán el viernes para tratar el problema

Atlas (atlas)

Entre la esperanza y la impotencia ha comenzado a mediodía de este jueves la acampada de 24 horas organizada por los padres de los alumnos del colegio Sant Joan de Ribera de Burjassot (Valencia). El objetivo es presionar a la Consejería de Educación para que empiece las obras de un nuevo centro, ya que el viejo fue declarado en “ruina económica” por el Ayuntamiento tras conocer los resultados de un informe técnico que pedía una “rehabilitación integral” del edificio. Educación propuso la semana pasada repartir a los alumnos por pero la comunidad educativa aboga por empezar las obras de un nuevo centro tal y como estaba previsto desde hace años.

Los padres y las madres de los alumnos se niegan a que sus hijos comiencen el nuevo curso escolar en centros educativos diferentes. Por este motivo, solicitan el traslado provisional de los niños a aulas prefabricadas situadas frente a la estación de metro de Burjassot mientras se lleva a cabo la reforma integral del colegio. La licencia de obras para el nuevo edificio fue concedida en 2010 y la partida presupuestaria está preparada, con fondos del Banco Europeo de Inversiones. Pero la Consejería se resiste a empezar las obras. El viernes 9 de julio, el alcalde de Burjassot, Jordi Sebastià, tiene previsto reunirse con la consejera MªJosé Català para tratar de encontrar una solución que cuente con el apoyo de la comunidad educativa.

Niños y niñas del Sant Joan de Ribera juegan durante la acampada reivindicativa en Burjassot.
Niños y niñas del Sant Joan de Ribera juegan durante la acampada reivindicativa en Burjassot.José Jordán

La Asociación de Padres y Madres de Alumnos (AMPA) ha valorado la acampada de 24 horas como la penúltima oportunidad que les queda para “impedir la dispersión de los alumnos en distintos centros de la localidad”. No obstante, a partir del 2 de septiembre dicha acampada será indefinida si no se consigue el objetivo. En ese sentido los chavales han inaugurado simbólicamente el solar de 5.000 m2 que el Ayuntamiento le ha cedido a la Consejería para instalar barracones temporales. Con este gesto quisieron dar a entender que su deseo es permanecer unidos y, preferiblemente, en ese espacio. La presidenta del AMPA, Teresa Jordan i Pla se ha mostrado “satisfecha con la participación” de la acampada, teniendo en cuenta que la convocatoria se hizo el pasado 31 de julio. Fue ese día cuando Educación informó que, en lugar de empezar las obras en el espacio cedido por el Consistorio de Burjassot, había decidido abrir un “procedimiento especial y voluntario de de admisión del alumnado” en otros centros de la localidad.

El acto, teñido de rojo por ser el color corporativo del centro escolar, ha estado apoyado por los concejales del equipo de gobierno del Consistorio y otras organizaciones. Tanto el AMPA, como el Sindicat de treballadors i treballadores de l'ensenyament del País Valencià (STEPV) y los concejales de Compromís, PSPV y Esquerra Unida apuestan por “trasladar a todo el centro junto en aulas prefabricadas para construir lo más rápido posible el nuevo edificio”.

La eurodiputada socialista Pepa Andrés también ha asistido a la protesta y ha afirmado que presentará varias preguntas en el Parlamento europeo sobre el dinero que se solicitó al Banco Europeo de Inversiones y que se justificó con el Programa CreaEscola II, con el fin de conocer “en qué se ha gastado”. “Queremos saber si ese dinero ha sido destinado a otras cuestiones que no es el bienestar de los niños” ha afirmado. Si hubiesen sido utilizados con otro fin, supondría un delito de malversación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción