En libertad con cargos el conductor detenido por matar a un ciclista y huir

El hermano de la víctima se muestra "muy indignado" por la decisión del magistrado El juez le ha retirado el pasaporte y le obliga a ir a firmar todos los lunes

Estado en que quedó el Ford Focus tras arrollar al ciclista
Estado en que quedó el Ford Focus tras arrollar al ciclistaPOLICÍA MUNICIPAL

Mauricio Eduardo A. G., el vecino de Tetuán de 26 años que fue detenido ayer por haber arrollado y matado a un ciclista de 37 años, ha quedado en libertad con cargos tras haber pasado anoche a disposición del Juzgado de Instrucción número 6, que estaba en funciones de guardia. El supuesto autor del atropello tiene la obligación de comparecer todos los lunes en el juzgado. También se le ha retirado el pasaporte para evitar que pueda huir de España, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El detenido fue conducido a las seis de la tarde al registro central de detenidos, en Moratalaz, y tras ser reseñado (toma de huellas) fue trasladado a los juzgados de la plaza de Castilla. Allí estaba de guardia la magistrada María Almudena Álvarez Tejero, que sustituía al juez titular. Este se encuentra de vacaciones. Tras recibir al detenido y escuchar a las partes, decretó su puesta en libertad con cargos y sin fianza. En principio, está acusado solo de un delito de homicidio por imprudencia, aunque esta calificación puede ampliarse a lo largo de las diligencias judiciales.

Este periódico ha acudido este mediodía a su domicilio, pero el supuesto autor del atropello ha declinado hacer declaraciones sobre lo ocurrido. “De momento, preferimos no decir nada”, se limitó a explicar su hermana.

"Matar sale barato"

El que sí ha hablado en declaraciones a EL PAÍS ha sido el hermano del ciclista muerto, José Javier Fernández Pérez: “La justicia es una mierda. Matar sale muy barato en este país”. El familiar se ha mostrado “muy indignado” con la decisión judicial. “Mientras yo estoy enterrando a mi hermano, el conductor está fuera haciendo lo que le dé la gana, como irse de cañas con los amigos o cogiendo de nuevo un coche, pese a tenerlo prohibido. Me parece fatal que se tomen decisiones tan a la ligera. Es vergonzoso”, ha concluido José Javier

El delito de homicidio por imprudencia está recogido en el artículo 142 del Código Penal e incluye penas de prisión de uno a cuatro años, en función de la gravedad del hecho. En caso de que haya sido provocado con un vehículo también incluye la retirada del permiso de conducción hasta seis años.

Mauricio Eduardo A. G. ya había sido condenado en tres ocasiones por delitos contra la seguridad vial y tenía prohibido conducir hasta 2017. Se le había retirado el permiso en 2012 por conducir bajo los efectos del alcohol y de forma temeraria y negligente. En febrero de este año la policía lo detuvo a manos de un volante pese a la prohibición que tenía. El juez decretó entonces que no pudiera conducir durante cuatro años.

El titular del Juzgado de Instrucción número 6 se ha inhibido del procedimiento en favor del magistrado del Juzgado número 50, que estaba de guardia el día del accidente y fue el que procedió al levantamiento del cadáver e iniciar las diligencias previas por la muerte de Óscar Fernández Pérez, de 37 años.

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción