Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat crea su propio Gordo de Navidad para aumentar ingresos

Los décimos a un precio de 5 euros se empezarán a vender a finales de septiembre

Los fondos recaudados de la 'Grossa de Cap d'Any' se destinarán a fines sociales

La Generalitat creará su propia lotería de Navidad. Las necesidades de aumentar los ingresos para reducir el déficit han provocado que el Gobierno catalán se haya decidido por crear un sorteo a imagen y semejanza del organizado tradicionalmente por Loterías y Apuestas del Estado el 22 de diciembre, si bien en el caso de Cataluña se celebrará el 31 de diciembre bajo el nombre Grossa de Cap d'Any (Gordo de Fin de Año).

Según el Departamento de Economía y Conocimiento de la Generalitat, los décimos tendrán un precio de cinco euros y se podrán adquirir a partir de finales de septiembre en los establecimientos de loterías catalanes y puntos habituales de venta como estancos y papererías. Como novedad, para maximizar los ingresos también estarán disponibles en pequeños comercios.

La Generalitat evitó desvelar la estimación de ingresos que le ofrecerá el sorteo, pero sí que admitió que el mayor premio reportará hasta 100.000 euros a aquellos agraciados con un boleto ganador del primer premio, según avanzó El Periódico. Así, Loterías de Cataluña, organismo dependiente de la Generalitat, pagará 20.000 euros por cada euro jugado, como ocurre con el Gordo de Navidad.

Esta oferta se sumará a los sorteos catalanes ya existentes y se regirá por las mismos parámetros. De esta manera, un 70% de la cantidad recaudada se utilizará para pagar a los beneficiarios de los premios y el 30% restante se dedicará a finalidades sociales.

Con esta medida, la Generalitat pretende aumentar sus ingresos, aunque la cantidad recaudada por los sorteos comunes no ha dejado de disminuir desde 2008. Ese año se recogieron 68,7 millones de euros mientras que durante 2012 esta cifra bajó hasta 39,9 millones.

El aumento de ingresos por la vía del juego y de las apuestas al que aspira la Generalitat no se limita solo a este sorteo y también se visibiliza en el macroproyecto de ocio y turístico BCN World en Tarragona.

En cuanto al nuevo sorteo de lotería, la oposición criticó que se tomara esta medida sin llevar a cabo un debate presupuestario, que no se realizará ya que las cuentas del 2012 se han prorrogado durante un año por el desacuerdo de la Generalitat con el 1.58% de límite de déficit establecido por el Ejecutivo Central.

Así, los partidos advirtieron al Gobierno de que esta no puede ser la única medida fiscal que se plantee para mejorar los ingresos de la Generalitat.

También fue muy crítico el dueño de la Administración de Lotería “La Bruixa d'Or”, Xavier Gabriel, quien pronosticó el “fracaso” de la propuesta y añadió que, en su opinión, es muy poco probable que el juego se pueda llegar a rentabilizar.