Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder del PSdeG alerta de que se “regalará” NCG a especuladores

"Si en este escándalo se van todos de rositas, la gente creerá menos en la política", lamenta Vázquez

Santiago de Compostela

Los socialistas gallegos están preocupados por la subasta de Novagalicia Banco (NCG), un proceso que acaba de acelerar el FROB, propietario de la entidad nacida del fiasco de la fusión de las dos cajas que tenía Galicia. El secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, criticó ayer en una entrevista con la Cadena SER la comparecencia del viernes del presidente del banco nacionalizado, José María Castellano, en la comisión de investigación del Parlamento, en la que defendió su labor al frente de NCG y abogó por que sean fondos extranjeros los que compren la entidad. Vázquez se mostró indignado por el hecho de que haya que estar “contentos” por que se vaya a “regalar” Novagalicia “a un fondo de inversión de Chicago o de Nueva York” con “la complicidad del Gobierno gallego”.

Vázquez está convencido de que el banco caerá en manos de especuladores y ha pedido que se dé a NCG el mismo trato que a Bankia, una entidad considerada “sistémica” que no se venderá a compradores de fuera de Madrid, una demanda en la que coincide con el BNG. El socialista no cree que quien adquiera el banco vaya a pagar los 9.500 millones de dinero público que se tuvo que inyectar en Novagalicia para sanearla y alerta de que “se va a regalar”.

El secretario general del PSdeG subrayó que “no hay un solo gallego que entienda” que “después de tener que meter 9.500 millones de euros de dinero público, estafar 1.800 millones a los preferentistas, cerrar 400 oficinas y despedir a más de 4.000 trabajadores”, la comisión no señale culpables y el presidente de la Xunta diga que “él no sabe nada”. Y ha reiterado que si el Parlamento no lo hace, su partido llevará el fiasco de las cajas a los tribunales porque es un "escándalo". “Si aquí se va de rositas la clase política, los gestores de las cajas, el Banco de España, si se va todo el mundo de rositas, es una clave para que la gente crea cada vez menos en la política”, advirtió Pachi Vázquez.

Los socialistas también reprueban que NCG cierre la vía del arbitraje a las víctimas de acciones preferentes y subordinadas, como reiteraron sus responsables en la comisión. Para Vázquez, esta medida “consuma la gran estafa”, también “con la complicidad del Gobierno gallego”, subrayó.