Bataller se atrinchera en la alcaldía tras declarar como imputado

El alcalde de Castellón defiende la legalidad de la adjudicación de un acto a la trama Gürtel

El alcalde de Castellón, Alfonso Bataller (izquierda) a la salida del TSJ en Valencia.
El alcalde de Castellón, Alfonso Bataller (izquierda) a la salida del TSJ en Valencia. TANIA CASTRO

El alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, quiso ayer dar por zanjado su imputación en Gürtel por haber adjudicado a Orange Market y a empresas vinculadas a la trama la celebración de unos premios cuando era subsecretario de la Consejería de Sanidad en 2007. Desde que el juez José Ceres le citó a declarar como imputado en la causa que instruye por presuntas irregularidades en contratos públicos firmados con empresas de la trama, siempre había apelado a que, tras el interrogatorio, su implicación se quedaría en nada. Y eso intentó transmitir. El regidor aseguró, tras declarar durante menos de una hora en el TSJ, que había dado todas las explicaciones que avalarán la legalidad de sus actos. Dos horas después, reunió a la oposición en el Ayuntamiento y les instó a abandonar la “demagogia” y seguir la senda de una oposición cómoda. “Quedaos muy tranquilos porque Castellón vuelve a estar representada por una persona honorable”, les llegó a decir en un encuentro cargado de tensión.

El juez Ceres imputó a Bataller el 25 de abril por su “presunta y aparente intervención relevante” en las contrataciones para la celebración del Acto Premio Salud y Sociedad 2007. Ayer, ante el magistrado, insistió en la legalidad del proceso. “Estoy convencido de que las respuestas que he dado van a clarificar perfectamente toda la actuación que se realizó en los premios”, dijo. Bataller, que dejó la presidencia del PP local por la imputación, aseguró (vía comunicado) que seguirá al frente de la alcaldía.

El alcalde llegó a los juzgados pasadas las 13.30 horas, dos horas después de su citación a causa del retraso de las declaraciones anteriores. La primera en acudir fue Clara Abellán, imputada por tres contrataciones cuando trabajaba en la Consejería de Bienestar Social. Le siguió Rafael Peset, también imputado por el mismo contrato atribuido a Bataller pero un año antes. Peset también defendió la legalidad de la actuación. Ambos fueron interrogados durante dos horas.

Durante la mañana también se acercó hasta el TSJ la exsecretaria autonómica de Deporte, Niurka Montalvo, que acudió sola a recoger su citación tras ser imputada en la causa. “No tengo nada que ver con este circo, no sé qué hago aquí, no conozco a ninguno de estos señores personalmente”, dijo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS