Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo rector de la Politécnica pide al Consell que cumpla los presupuestos

"No podemos asumir un solo esfuerzo más”, dijo Francisco Mora en su toma de posesión

Los rectores saliente y entrante de la Universidad Politécnica, Juan julià y Francisco Mora.
Los rectores saliente y entrante de la Universidad Politécnica, Juan julià y Francisco Mora.

La mejora de la empleabilidad de los titulados, la internacionalización de los estudios, el binomio innovación/emprendimiento, la equidad y, en fin, la necesidad de una investigación competitiva y de calidad son cuatro elementos claves de la ecuación que el nuevo rector de la Universidad Politécnica de Valencia, Francisco Mora, sólo considera posible resolver mediante la mejora de la eficiencia y la eficacia.

 Así lo dijo ayer en la toma de posesión del cargo al frente de la universidad. El acto discurrió solemne y sin incidentes en el interior, pero con protestas y forcejesos en el exterior, protagonizadas por algunas decenas de estudiantes que gritaban proclamas como “Fuera corruptos de la universidad” o “Mucha corbata y muy poca vergüenza”. También mostraban octavillas alusivas a los casos judiciales Noos y Brugal y a José Ignacio Wert (Wertgonya).

Precedido por un emotivo y unánime aplauso al rector saliente, Juan Julià, arropado por una docena de rectores, la presidenta de la conferencia rectoral española (CRUE) y la consejera de Educación, en un acto presidido por el jefe del Consell, Alberto Fabra, Mora recalcó la necesidad que las universidades tienen de “normalidad presupuestaria, confianza en que lo que se asigna al aprobarse las leyes presupuestarias anuales se cumplirá”.

El presidente Fabra ante el cristal del rectorado resquebrajado.
El presidente Fabra ante el cristal del rectorado resquebrajado.

Lo que trasladaba así Mora al president era una “profunda preocupación colectiva” compatible con la lealtad institucional y agradeció los esfuerzos del Consell. Aseguró no poder “asumir un solo esfuerzo más sin comprometer la sostenibilidad y la calidad de nuestro servicio público”. Consideró más necesario que nunca dar la vuelta a una “situación límite que paraliza”, dijo, “nuestro futuro y el de todos”.

Manifestada la preocupación por la financiación de la universidad, el nuevo rector, el más joven de España como subrayó Alberto Fabra, sintonizó con uno de los quebraderos de cabeza de éste al referirse a la “financiación asimétrica” que padece la Comunidad Valenciana. La consideró “injusta para todos los valencianos” y explicación “en buena medida de las especiales dificultades que afrontamos”.

Universidades y Consell tienen un principio de acuerdo para pagar la ‘extra’

Alberto Fabra afirmó la necesidad de ir de la mano de las universidades para promover “una nueva revolución industrial” en la Comunidad Valenciana. Como pilares de esa “revolución” citó el nuevo Mapa de Titulaciones, “único”, “acabado y consensuado”, y el Libro Verde de la Empleabilidad, que se ha comprometido a presentar en unas semanas. La máxima alusión del jefe del Consell a la financiación de la educación superior fue la referencia al “esfuerzo” de la Generalitat para mantener la calidad del sistema universitario, al destinar “cerca de tres millones de euros cada día que las universidades abren sus puertas”.

Más concreto fue el portavoz de los rectores valencianos, el alicantino Manuel Palomar, al responder a los periodistas a la salida sobre los pagos inminentes de que las universidades públicas andan necesitadas. Dijo que éstas han llegado a “un principio de acuerdo” con la Generalitat para que antes del 30 de junio la Administración transfiera una cantidad adicional, además de la subvención corriente, para poder abonar la paga extra a sus empleados.

Fabra anuncia una revolución industrial de la mano de las universidades

La presidenta de la CRUE y rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle, criticó la tendencia a emular a los demás sin tener en cuenta la esencia de la Universidad española. El cambio que necesita el sistema universitario español, dijo, debe hacerse “sin complejos y sin copiar". De la Calle invitó a reformular la misión de la Universidad española con nuevas funciones, como la formación a lo largo de la vida o la adecuación a las demandas formativas de las empresas.

Abogó por “mejorar la carrera del personal docente e investigador” para encontrar estabilidad: “No se pueden destinar recursos a ramones y cajales o a profesores contratados que queden fuera del sistema”, denunció. También informó, más tarde, de que el rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo, ocupará una vocalía en el gobierno de la CRUE, ahora que Juan Julià la abandona tras haber ejercido de vicepresidente los últimos años.