Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia sigue apoyando abrir una sede del Hermitage en Barcelona

La viceministra de Cultura de Rusia asegura que el proyecto continúa adelante

Recreación de la fachada del proyecto de la subsede del Museo del Hermitage en el puerto de Barcelona.
Recreación de la fachada del proyecto de la subsede del Museo del Hermitage en el puerto de Barcelona.

Parecía dormido, pero el proyecto para instalar una sucursal en Barcelona —durante 30 años— del Hermitage, el principal museo ruso y uno de los más importantes del mundo, sigue adelante. Al menos, es lo que ayer aseguró la viceministra de Cultura de Rusia, Alla Yurieva Manílova, durante su visita a la ciudad con motivo de la Semana Rusa en Cataluña. En declaraciones a Efe, la política dijo que el centro barcelonés “acogerá colecciones y exposiciones excepcionales” y que no existe ningún problema por parte del Hermitage o de su ministerio. Según ella, hace dos semanas habló con el director de la pinacoteca de San Petersburgo, Mijáil Piotrovski, que le confirmó que “todo está en orden”.

En cuanto a la fecha de su apertura, prevista hace dentro de un par de años, dijo que “depende más de los inversores y la Administración local”. Trias ya aseguró que no aportará “ni un euro” para el proyecto.

La intención de instalar un Hermitage en Barcelona fue adelantada por EL PAÍS en octubre. En noviembre, la Generalitat firmó en Rusia un protocolo con las autoridades del país, entre las que se encontraba Manílova. El desarrollo del proyecto a través de la empresa Barcelona Cultura Development, SL, cuya cabeza visible es Eugenio Pallarès, ha suscitado dudas en estos meses, ante la poca información que trasciende sobre el avance de los promotores. La visita de la representante rusa aporta, por fin, noticias del proyecto.