Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hallazgo de restos islámicos replantea las obras en el Palacio del Temple

La rehabilitación de la Delegación del Gobierno pone al descubierto restos de la muralla

También se han hallado dos torres y un enterramiento

Restos óseos hallados en el patio del Palacio del Temple. A la derecha, parte de la muralla árabe.
Restos óseos hallados en el patio del Palacio del Temple. A la derecha, parte de la muralla árabe.

El hallazgo de restos arqueológicos de época islámica ha obligado a replantear las obras de renovación del Palacio del Temple, la sede oficial en Valencia de la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana.

La rehabilitación integral del Palacio del Temple arrancó en 2012. Al tratarse de un Bien de Interés Cultural (BIC) -el palacio es monumento histórico artístico de carácter nacional-, el proyecto incluyó estudios arqueológicos en el patio interior, donde se ha puesto al descubierto una parte de la muralla islámica, dos torres y la barbacana. También se han hallado estructuras de casas islámicas con zócalos en las paredes decoradas con pintura mural.

Además, el pasado 11 de enero, unos operarios localizaron un enterramiento con restos óseos que corresponden al periodo almohade y pertenecían a una mujer de edad adulta y un niño menor de cinco años.

Según explica en una nota la Delegación del Gobierno, un informe del Instituto del Patrimonio Cultural de España -dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte- advierte de que la importancia de todas estas estructuras arqueológicas hace necesaria su conservación y protección.

Los trabajos los han supervisado técnicos de la Dirección General de Bellas Artes, Bienes Culturales, Archivos y Bibliotecas y de la Dirección General del Patrimonio Cultural de la Generalitat "para valorar los hallazgos arqueológicos, su incidencia en las obras previstas y adoptar las medidas para la adecuada conservación y protección del BIC", indica la nota.

Así, para proteger los restos, se intenta la extracción de las pinturas murales de la casa islámica con el fin de colocarlas sobre soportes específicos para su posterior tratamiento museográfico.

"Todos estos hallazgos suponen el replanteamiento del proyecto de rehabilitación del Palacio del Temple, ya que condiciona la ubicación de las conducciones, del aparcamiento y la construcción del edificio de nueva planta en la zona sureste del patio", añade el comunicado.

El Palacio del Temple comenzó a construirse el 6 de junio de 1761 y es el único de estilo neoclásico que se conserva en la ciudad.