Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno niega que la Generalitat sea dueña de los clubes de fútbol que avaló

El Ejecutivo considera que no incumplió la ley al no ser accionista mayoritario

La Administración valenciana avaló préstamos del Valencia, Hércules y Elche

El Gobierno considera que la Generalitat valenciana no es oficialmente dueña de los clubes de fútbol a los que avaló a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), entre ellos el Valencia, y, por tanto, no hay incumplimiento de la Ley del Deporte. Sin embargo, sí le recuerda que, en materia de gasto público, "la equidad debe regir la actuación de todas las administraciones públicas".

Esta es la respuesta del Ejecutivo a una pregunta de la portavoz nacional de UPyD, Rosa Díez, planteada después de que la Generalitat tuviera que asumir el pasado enero el control del Valencia CF por la incapacidad de la fundación del club de hacer frente a un préstamo de Bankia de 86 millones de euros que había avalado la Administración valenciana. Durante la etapa del expresidente del Consell Francisco Camps también fueron apuntalados créditos del Elche y el Hércules. La Generalitat avaló a los tres clubes través del IVF por un total de 118 millones de euros que, en caso de ejecutarse, convertirían a la Administración en el máximo accionista.

En el caso del Valencia CF, el Gobierno valenciano ha llegado a asumir el control y a pagar 4,8 millones de euros por intereses del crédito pendiente, pero una sentencia del pasado marzo anuló el aval que dio el IVF al club de Mestalla, lo que ha librado al Consell de administrar la entidad.

Rosa Díez preguntó al Gobierno qué medidas pensaba tomar sobre la situación, habida cuenta de que la Comunidad Valenciana es una de las más endeudadas y a las que el Estado más ayuda financiera presta mediante el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

En su respuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Ejecutivo subraya que, de acuerdo con la información facilitada al Consejo Superior de Deportes (CSD), la Generalitat Valenciana no es actualmente propietaria de ningún club de fútbol, ni tiene participaciones significativas en el accionariado de ninguna SAD.

"No hay por ello", agrega, "ningún incumplimiento de la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, mientras no haya cambios en la composición del accionariado de los clubes de fútbol mencionados en la pregunta".

Pero Rosa Díez iba más allá y preguntó al Gobierno de Mariano Rajoy si considera "ético" rescatar con dinero público entidades de fútbol teniendo en cuenta la situación que atraviesa la comunidad, con recortes en servicios sociales y sin pagar a proveedores básicos como las farmacias.

"En cuanto a la opinión o consideración que desde el plano ético merecen este tipo de operaciones financieras, el Gobierno considera que en materia de gasto público la equidad debe regir la actuación de todas las Administraciones públicas", sostiene, el Ejecutivo, dejando entrever ciertos reparos.

En todo caso, el Gobierno insiste en que, en el caso del Valencia CF "no se dispone de elementos de juicio que permitan afirmar que la Generalitat vaya a asumir la deuda" y que desde Madrid solo podrán oponerse por las causas y motivos fijados en el decreto ley de julio de 2012 que creó el FLA.