Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda catalana debate sobre una alternativa común a la derecha

Representantes de ICV-EUIA, ERC, PSC y movimientos sociales se reúnen para discutir una propuesta conjunta a la crisis

Una alianza que actúe como alternativa de gobierno creíble y haga frente a la derecha es uno de los hitos de las fuerzas políticas catalanas de izquierda. Ayer, una vez más, se volvió a demostrar que existe una corriente dispuesta a dialogar sobre la posible unión. En un coloquio impulsado por la fundación Nous Horitzons, vinculada a ICV, y bajo el título Hacia un proceso constituyente, representantes de diversos partidos, sindicatos y movimientos sociales se reunieron en Barcelona para intentar plantear una alternativa creíble que dé soluciones a las políticas de austeridad imperantes y a la crisis económica y social.

En común, el diagnóstico de una situación que hace que los cimientos sobre los que se han construido las sociedades los últimos años deban replantearse. Aun así, las diferencias son todavía evidentes y los recuerdos de uniones anteriores demasiado recientes. En este sentido, Dolors Camats, portavoz de ICV y moderadora del acto, destacó la necesidad de construir alguna “cosa grande en común”, venciendo los recelos y desconfianzas entre los mismos partidos y los movimientos sociales porque la situación “es dramática”.

Camats advirtió que generar vínculos de confianza no será fácil, pero apostilló que debe empezar a hacerse “hablando todos en la misma sala”. Un buen ejemplo de esa voluntad de diálogo se encontraba en el mismo coloquio. Entre los ponentes estaban el diputado del PSC Joan Ignasi Elena, cabeza visible de la corriente crítica Avancem; Ignasi Llorente de ERC, el senador Josep Nuet, de EUiA, el filósofo Josep Ramoneda y representantes de CCOO y movimientos sociales.

Entre los asistentes también se apreciaba el interés que una futura postura común suscita más allá de los límites de una sola formación. La plana mayor de Iniciativa per Catalunya, encabezada por su secretario general, Joan Herrera, y la diputada en el Congreso Laia Ortiz se encontraba en primera fila. No eran los únicos. Tras ellos, el portavoz del PSC Jaume Collboni y la exdiputada en el Parlament Laia Bonet, escuchaban las propuestas que se debatían sobre regeneración democrática y el derecho a decidir.

Los ponentes coincidieron en destacar que el nuevo proceso constituyente es ya una realidad y que la izquierda debe ofrecer una propuesta creíble para llegar al gobierno y dar respuesta a los problemas económicos y sociales actuales.

Joan Ignasi Elena destacó que este nuevo proyecto “debería ser una alternativa de verdad y no una suma fría sin proyecto compartido”. Una propuesta que, según explicó, debería tener un programa y un liderazgo compartido también con los movimientos sociales.

Ignasi Llorente, exportavoz de ERC, resumió el sentido global de las intervenciones cuando sentenció que “la propuesta que se cree debe tener voluntad de gobierno porque desde la oposición no se pueden combatir las políticas de austeridad”.