Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El próximo curso arrancará con más de mil barracones en los colegios

La consejera admite que la cifra de módulos superará el millar por el aumento de alumnos

El número de barracones crecerá el próximo curso, rompiendo así la tendencia de los dos últimos años, en los que se había conseguido reducir con la construcción de nuevas escuelas. En el curso 2010-11 se llegó al cénit con 1.057 módulos prefabricados acogiendo alumnos, cifra que se ha reducido hasta los 996. Pero en septiembre volverá a subir. “Aumentarán ligeramente los barracones, pasaremos de los 1.000”, aseguró este martes la consejera de Enseñanza, Irene Rigau.

El ahogo económico de la Generalitat ha hecho que muchos proyectos de escuelas queden paralizados. Y ello en un momento en que la población escolar sigue creciendo. En el curso 2013-14 se ofertarán 6.200 plazas más que en el actual. Aunque en P-3 se reducen 3.390 plazas por el descenso demográfico, en primaria se ofertan 8.000 más. El crecimiento que vivirá la primaria y la secundaria durante los próximos años se solventará con barracones, pero también reaprovechando edificios de escuelas que se cierren. En septiembre ya no abrirá una escuela y cuatro más se desmantelarán progresivamente. El descenso demográfico se traducirá también en el cierre de 128 de la etapa infantil.

Las escuelas rurales se verán especialmente afectadas con una previsión de pérdida de 900 alumnos, lo que supondrá una reducción de 70 clases de infantil y 99 de primaria. Este curso ya se cerraron cuatro colegios rurales, de un total de 447, por la falta de niños. Todos, situados en la provincia de Lleida, en localidades como Biosca, Ogern, Aspa y Almatret.

Los ajustes también afectarán a la concertada. “Se eliminará entre el 1 y 1,3% de los conciertos”, dijo Rigau sin concretar. Teniendo en cuenta que en 2009 (los últimos datos disponibles) había 14.000 grupos concertados, se podrían cerrar unos 140 grupos. Este curso ya no se renovaron 46 conciertos.