Alcaldes del PP rechazan el recorte de sueldos de la reforma local del Gobierno

Acusan al Gobierno de proponer una norma "de cara a la galería" que evidencia un "aberrante desconocimiento" de la realidad local gallega

Alcaldes del PP de las cuatro provincias gallegas han manifestado, en declaraciones a Europa Press, su "absoluta oposición" a la propuesta de reforma de la administración local impulsada por el Gobierno, sobre todo en el apartado que "recorta y pone límites" a los salarios de concejales y regidores. Reivindican su "entrega 24 horas" a los vecinos y advierten, en algunos casos, que habrá que "evaluar si volver a presentarse".

Según lo avanzado por el ministro Cristóbal Montoro los alcaldes de las poblaciones mayores no podrán cobrar más que un secretario de Estado. Por debajo, de 300.000 a 500.000 habitantes, el máximo será de 90.000 euros y en los de 150.000 a 300.000 se cobrará como máximo unos 80.000 euros. En los de 20.000 a 50.000, el máximo será 65.000 euros, y también se fijan límites para los municipios con menos vecinos, como gran parte de los gallegos. Así, en los de mil a dos mil habitantes, el máximo será de unos 20.000 euros. Por debajo de esa población, no habrá sueldo.

Esta cuestión ha provocado malestar en alcaldes gallegos de todos los colores políticos, con especial intensidad en el caso de los populares, que no entienden la propuesta del Ejecutivo que lidera su jefe de filas, Mariano Rajoy. Y es que, a su juicio, ésta es una ley hecha "de cara a la galería" y que denota "un aberrante desconocimiento" de la realidad local gallega.

Más información

"Mala es poco. La reforma es malísima", ha criticado el alcalde de As Somozas (A Coruña), Manuel Candocia, quien se ha mostrado escéptico sobre la posibilidad de que la norma varíe en su proceso de tramitación a través de la mediación de la Xunta, de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) o del propio PP gallego. "El partido sólo te llama cuando hay elecciones. Sólo quieren los votos", ha lamentado Candocia, quien ha incidido en que los mayores perjudicados por el límite de retribuciones serán los vecinos y que habrá que analizar si "compensa" presentarse para ser alcalde, una "profesión" que exige una dedicación de "24 horas" a los vecinos, algo que no ve "posible" si se ejerce otra profesión.

El regidor de As Somozas se ha declarado "consciente" de que hay que hacer "recortes", como también lo es el alcalde de Barreiros (Lugo), el también popular Alfonso Fuente, pero ambos inciden en que lo que se precisa es una reforma "de verdad, más amplia", que afecte a todas las administraciones. Además, han recordado que los ayuntamientos "no son precisamente los que generan más déficit". "El presupuesto de Friol nunca ha generado déficit", ha sentenciado, también en esta línea, el regidor de este municipio lucense, Antonio Muiña (PP), quien ha instado al Ejecutivo a "tener en cuenta no sólo el número de habitantes" para fijar un sueldo, sino también "factores como la dispersión poblacional" y la capacidad de gestión de cada consistorio.

También ha incidido en que "no se puede meter mano" sólo a los ayuntamientos, sino también al resto de las administraciones. Además, ha criticado con especial intensidad la cuestión de las retribuciones de concejales y alcaldes, convencido de que lo "único" que busca el Gobierno es "contentar" a la opinión pública. Así las cosas, a Muiña no le sorprende que algunos de sus colegas de partido y también alcaldes estén planteándose darse de baja del PPdeG si no se modifica la propuesta de reforma local. "¡Y cómo no te vas a dar de baja! Va a perjudicar a los vecinos", ha subrayado, al tiempo que apunta que, en su caso, "no le importa el dinero" porque acaba de jubilarse y tendrá tiempo, pero señala que no todos sus compañeros están en este caso. Varios alcaldes populares de Ourense y Pontevedra, que piden no hacer público su nombre para evitar "problemas con los jefes", también inciden en que ellos están "las 24 horas" pendientes de lo que ocurra en su municipio, "a la hora que sea y recorriendo los kilómetros que haya que recorrer". Reducir las dedicaciones exclusivas, apuntan, obligaría a contratar a más personal en el ayuntamiento para cumplir estas funciones y elevaría "el gasto".

El regidor de la localidad pontevedresa de Mondariz, Julio Alén, avisa de que su sueldo "neto" no alcanza los 2.000 euros mensuales y rechaza que funcionarios del Consistorio "que tienen un horario y pueden desconectar" cobren "más que el alcalde". Por ello, entiende que hay que "mejorar mucho" el texto de la reforma local y no sólo el apartado de las retribuciones. "Debe atender a la gestión de cada municipio y a la dispersión porque quien haya hecho el borrador no tiene ni idea de la realidad municipal", señala el alcalde, quien defiende que, en su municipio, él es el "único" que tiene salario y que "no apaga" su teléfono móvil "nunca". "Ni en los viajes ni por la noche", ha apostillado.

En Ourense, algunos alcaldes han señalado que hay que analizar si "compensa" seguir concurriendo a la alcaldía y alegan que prestar servicios públicos a los vecinos "también es una profesión", además de insistir en que lo que tendría que abordar "ya" el Gobierno es la financiación local y fórmulas para "evitar duplicidades" entre administraciones. En este sentido se ha pronunciado el alcalde del municipio ourensano de Boborás, el popular Cipriano Caamaño, quien aboga por fijar un tope salarial en función de cada presupuesto municipal. "La reforma llega tarde y es mala. Lo dice un alcalde del PP", ha enfatizado Caamaño, quien ha pedido una modificación "más completa" y que afecte "a todas las administraciones".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción