Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez aplaza la declaración de dos empresarios por el viaje de Alperi a Creta

La demora obedece a un error en la dirección en la que el juzgado avisó a uno de los imputados

El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) que investiga presuntas irregularidades en relación con el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de Alicante, en el marco del caso Brugal, ha aplazado al 4 de marzo la toma de declaración a dos nuevos empresarios, imputados por cohecho, en relación con el presunto pago parcial del viaje a Creta realizado en 2008 por el entonces alcalde alicantino Luis Díaz Alperi.

En una providencia de este viernes, el magistrado Juan Climent acuerda la suspensión de la declaración de los dos empresarios, prevista para este próximo lunes, rechaza las alegaciones presentadas por uno de los imputados, quien en su defensa mantenía que es ajeno a los hechos porque no era apoderado de la empresa en las fechas investigadas.

Pese a que el magistrado desestima la petición de suspensión por esta causa, recuerda que el pasado martes ya acordó posponer la declaración del otro empresario imputado por un error en la dirección a la que se le había mandado la citación, según han explicado a Europa Press fuentes cercanas al caso.

Por ello, y dada "la conveniencia de recibir declaración consecutiva y con la mayor proximidad temporal" a ambos, considera que sí procede aplazar este señalamiento para tomarles declaración a los dos el próximo 4 de marzo.

De este modo, llama a declarar al primero de ellos a las 10.30 horas del 4 de marzo, y a las 12.00 horas al segundo imputado, para que presten testimonio en relación con el pago parcial del viaje a la isla de Creta realizado en jet privado por el exalcalde de Alicante y diputado autonómico, Luis Díaz Alperi, también imputado en la causa.

A los dos empresarios se le atribuye el hecho indiciario de haber abonado 36.000 euros a través de sus cargos representativos en una mercantil de la que uno de ellos es administrador único y el otro es apoderado como parte del pago del citado viaje a Creta, que en total, tuvo un coste de 45.000 euros.

 

Más información